Blogs

Cepíllese los dientes y cuide su corazón

Actualizado el 04 de noviembre de 2013 a las 12:08 pm

Blogs

Cepíllese los dientes y cuide su corazón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Se sabe que para mantener nuestro sistema cardiovascular sano hay que llevar una dieta sana y hacer ejercicio. Pero, ¿alguna vez pensó que mantener su boca limpia puede ayudarle a tener su corazón sano?

Por más extraño que resulte, la relación existe: estudios han hallado un vínculo entre la enfermedad periodontal y la enfermedad cardiovascular.

Mantener nuestras bocas limpias –con la rutina de cepillado, uso de hilo dental y enjuague bucal— puede garantizarnos una dentadura sana y contribuir a cuidar nuestro sistema cardiovascular.
ampliar
Mantener nuestras bocas limpias –con la rutina de cepillado, uso de hilo dental y enjuague bucal— puede garantizarnos una dentadura sana y contribuir a cuidar nuestro sistema cardiovascular. (Archivo)

La enfermedad periodontal es el mal de las encías. La acumulación de bacterias en la boca puede formar una placa que lleve a sus encías a inflamarse, sangrar y, en casos graves, dañar los huesos que sostienen los dientes.

Los hallazgos señalan que la manifestación crónica de esta inflamación e infección periodontal, está correlacionada con la presencia de enfermedad cardiovascular y la aterosclerosis (el estrechamiento de las arterias).

Dada esa estrecha relación entre ambas condiciones, uno se pregunta: ¿si uno mejora la salud bucodental también puede mejorar la salud cardiovascular? La respuesta es sí, según un estudio publicado en el Journal of the American Heart Association.

Los investigadores, liderados por Moïse Desvarieux, de la Universidad de Columbia, en Nueva York, siguieron a lo largo de tres años a un grupo de 420 adultos a quienes se les evaluó, periódicamente, la presencia de bacterias y placa en su boca, al igual que el estrechamiento de sus arterias.

Los científicos descubrieron que, conforme mejoraba la salud bucodental y disminuía la presencia de bacterias en la boca de los voluntarios, también se disminuía el estrechamiento de las arterias de los individuos. En cambio, en quienes empeoraba la enfermedad periodontal, se manifestaba un aumento en el estrechamiento de las arterias.

El mecanismo mediante el cual las bacterias que viven en nuestras bocas contribuye al estrechamiento de nuestras arterias aún no está claro. Sin embargo, sí está claro que mantener nuestras bocas limpias –con la rutina de cepillado, uso de hilo dental y enjuague bucal— puede garantizarnos una dentadura sana y contribuir a cuidar nuestro sistema cardiovascular.

  • Comparta este artículo
Blogs

Cepíllese los dientes y cuide su corazón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota