Blogs

La “píldora de la eterna juventud” es cuestionada

Actualizado el 22 de julio de 2013 a las 10:33 am

Blogs

La “píldora de la eterna juventud” es cuestionada

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El resveratrol, un antioxidante que se encuentra de forma natural en las uvas, el vino y el jugo de uva, se volvió famoso en los últimos años como una posible fuente de eterna juventud.

Su fama se debe principalmente a que estudios en laboratorio demostraron que este compuesto logró alargar el tiempo de vida de la levadura, lombrices, peces y roedores.

El resveratrol es un antioxidante que se encuentra de forma natural en las uvas, el vino y el jugo de uva.
ampliar
El resveratrol es un antioxidante que se encuentra de forma natural en las uvas, el vino y el jugo de uva. (Archivo/Carlos González)

Además, estudios en roedores han demostrado que el consumo de resveratrol aumenta el beneficio que la práctica de ejercicio trae a la salud cardiovascular de los animalitos, pero ¿qué sucede en los humanos?

Pese a que son muchas las personas que consumen suplementos de resveratrol, la evidencia científica sobre el efecto de estos en los seres humanos es escasa.

En busca de conocer si el resveratrol puede potenciar el efecto del ejercicio sobre la salud cardiovascular de las personas mayores, de la misma forma como lo logra en los ratones, un equipo de investigadores de la Universidad de Copenhague, Dinamarca,  reclutó a 27 hombres  y los sometió a pruebas durante ocho semanas.

Los voluntarios tenían entre 60 y 72 años de edad, eran sanos, pero sedentarios (realizaban menos de dos horas de ejercicio moderado a la semana).

Para demostrar el efecto del resveratrol, los voluntarios fueron divididos en dos grupos, uno recibió un suplemento diario de 250 mg del antioxidante (esta es una dosis mucho más alta de los que se puede obtener de alimentos ricos en resveratrol), el otro recibió un placebo. Ni los pacientes ni los científicos sabían quién recibía el antioxidante y quien el placebo.

A lo largo de las ocho semanas los hombres además realizaron una rutina de ejercicio intenso: dos sesiones semanales de entrenamiento de alta intensidad, una sesión semanal de entrenamiento en circuito (crossfit) y una caminata semanal de cinco kilómetros.

Los científicos, liderados por Lasse Gliemann, analizaron el estado de la salud cardiovascular de los voluntarios antes y después de la intervención. Ellos midieron varios parámetros, como presión sanguínea, niveles de colesterol y nivel de oxígeno en la sangre.

Para sorpresa de los científicos, el análisis demostró que si bien la práctica de ejercicio mejoraba todos los parámetros con los que se midió la salud cardiovascular, en los voluntarios que ingirieron el suplemento de resveratrol, los efectos positivos del ejercicio fueron borrados… no eran perceptibles.

PUBLICIDAD

Según los resultados del estudio que se publica en The Journal of Physiology, en hombres mayores el consumo de un suplemento de resveratrol bloquea muchos de los beneficios que trae a la salud cardiovascular realizar ejercicio.

El estudio es tan solo un pequeño análisis, pero demuestra la importancia que tiene realizar más estudios en humanos para conocer si consumir suplementos de este antioxidante puede ser beneficioso o no para la salud.

Por ahora los efectos positivos de  esta “píldora de la eterna juventud” empiezan a ser cuestionados.

  • Comparta este artículo
Blogs

La “píldora de la eterna juventud” es cuestionada

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota