7 julio, 2015

¿Cuáles son las dos principales virtudes de Alexis Tsipras?, es joven y comunista. ¿Cuáles son los dos principales defectos de Alexis Tsipras?, es joven y comunista.

El primer ministro griego tiene 40 años y es de izquierda, izquierda radical dirían algunos. Tomó las riendas políticas de su país gracias a que Grecia sigue dentro de un agujero profundo y oscuro. En palabras simples, Tsipras es primer ministro porque las gestiones de Simitis, Karamanlis, Papademos y Samarás tienen al pueblo griego girando alrededor de un círculo interminable de pagos y miseria.

infografia
Se formó como ingeniero en la Universidad Politécnica de Atenas, pero su instrucción política llegó de las manos del partido comunista griego (KKE). Con los comunistas participó (en los 80) en movimientos que se oponían a diversas reformas educativas.

En 1991, ingresó a Synaspismós (una coalición de movimientos de izquierda y ecológicos) donde fue elegido secretario de la juventud, a finales de los 90. En 2004, empezó a formar parte del comité central del partido y en 2008 asumió la presidencia de la agrupación, convirtiéndose en el presidente más joven de un partido en Grecia.

Sin embargo, el ascenso meteórico de este admirador del Che Guevara (uno de sus hijos se llama Ernesto en honor al revolucionario) se presentó luego de 2009, cuando fue elegido diputado y asumió el liderazgo de la coalición parlamentaria Syriza (unión que luego se constituiría en partido).

En las elecciones de 2012, ya en plena crisis, Syriza logró el 26,89% de los votos y 71 escaños, asumiendo el liderazgo de la oposición. Dos años y medio después, en enero de este año —y ante el desastre de la derecha y la decadencia del partido socialista Pasok— Tsipras y Syriza ganaron las elecciones con un 36,34% de los votos.

Tsipras logró formar gobierno gracias al apoyo de Griegos Independientes (ANEL), partido de la derecha nacionalista, y fue el primer jefe de Gobierno de Grecia que no prestó juramento religioso en su toma de posesión, es ateo.

Entre sus primeras medidas como primer ministro se encontró la paralización de las privatizaciones y la orden de girar ayudas de urgencia para los griegos más pobres.

Su llegada al poder y la posición antiausteridad que pregona también lo convierten en una figura clave de la izquierda populista europea, esa que tomó fuerza con la crisis económica del continente y las malas gestiones de los partidos socialistas europeos. Tsipras ya fue el candidato de la izquierda para presidir la Comisión Europea y sus vínculos con otros movimientos antiausteridad como Podemos, en España, son innegables.

Para sus enemigos es un manipulador que se propone convertir a Grecia en la Venezuela de Europa, para sus seguidores es el hombre que le devolverá al pueblo griego su dignidad. Salvación y derrumbe total se mezclan en una figura, en un país, en un joven comunista. Por:Gustavo Arias Retana.

Etiquetado como: