Blogs

Papata: Las ricas papas fritas nuestras de cada día

Actualizado el 27 de agosto de 2014 a las 11:40 am

Blogs

Papata: Las ricas papas fritas nuestras de cada día

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Un día de mis vacaciones, entre la fila del Huracán y los carritos chocones del Parque de Diversiones, mi amiga Kenia León me habló de un lugar que era casi el paraíso para los amantes de las papas fritas.

En el cono o recipiente le ponen el nombre del cliente, estilo de papa y el tipo de aderezo que pidió.
ampliar
En el cono o recipiente le ponen el nombre del cliente, estilo de papa y el tipo de aderezo que pidió. (Melvin Molina)

Ella, estudiante de administración hotelera y empresaria en potencia, me habló de las bondades del establecimiento. También me dijo que estaba muy bien pensado como negocio y que ir ahí era un camino a la adicción por este tubérculo.

Claro, ella ve a Papata desde su óptica matemática operacional que le enseñan en las clases de administración alimentos y bebidas; así que la curiosidad quedó sembrada en este sartenista.

Papata, está en la Calle de la Amargura, San Pedro. El negocio funciona de manera que el cliente en su primera visita entienda rápido cómo comprar. En una pared tienen los dos tamaños de porción disponibles: mediano (¢1.400) y grandes (¢1.900).

Paso dos para el cliente, cuál tipo de papas fritas prefiere entre tres opciones: tradicionales, las curly (son como un colochito) y las gruesas sazonadas (gajos).

En esa misma pared encuentra el tercer paso, elegir la salsa. Tienen al menos 18 tipos; usted selecciona una, y si quiere alguna extra paga ¢100.

Luego paga por un fresco, y también ofrecen perros calientes (¢2.100), pero es más como complemento, porque lo central son las papas.

Mi experiencia fue un servicio rápido, lo poco que no entendí el cajero me lo explicó al momento y luego me senté a esperar. Las papas vienen en unos conos de cartón, que tienen un compartimento para la salsa. Yo pedí curly y la verdad es que sabían bien, pero cuidado falla con unas papas.

En esta foto pueden ver cómo la salsa o aderezo viene en el mismo cono que las papas.
ampliar
En esta foto pueden ver cómo la salsa o aderezo viene en el mismo cono que las papas. (Melvin Molina)

De los aciertos del lugar se puede decir que tiene mesas con orificios para que uno pueda depositar el cono mientras come. También tiene detalles como ofrecer toma corriente con puertos usb, para cargar el teléfono mientras se come.

También pedí un perro caliente y fue el fracaso absoluto, fue más decepcionante que cuando descubrí que Santa Claus no me trae los regalos en Navidad. El pan frío, feo y lo mejor que pude hacer fue comerme solo la salchicha para no tirar mis ¢2.000 colones al basurero.

Si van a ofrecer algo, aunque sea complementario a su negocio principal, deberían preocuparse por que mantenga el nivel. Yo en mi vida pediría otro perro caliente ahí, pero podría volver por más papas.

El negocio sin duda está muy dirigido a universitarios, pero cualquier papas lover disfrutará con esta opción.

Papata se encuentra diagonal a Pizza Caccios, el teléfono es 2253-8034, no abren los domingos.

Provecho y como siempre, si van me cuentan qué tal la experiencia.

HotDog
  • Comparta este artículo
Blogs

Papata: Las ricas papas fritas nuestras de cada día

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota