Blogs

Cocina española

Restaurante Fuego: Una paella que prefiero olvidar

Actualizado el 26 de febrero de 2014 a las 01:56 pm

Blogs

Restaurante Fuego: Una paella que prefiero olvidar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hay amores que uno puede olvidar fácilmente, de esos que no hicieron méritos para que uno siquiera esboce un suspiro. Estoy seguro que saben de lo que les hablo.

Paella de mariscos.
ampliar
Paella de mariscos.

Jorge Rausch: "La única forma de evaluar eso es si a uno le gustó. Si te sabe feo ¡está mal!"

Yo creo firmemente que en temas de restaurantes y comida también ocurre algo similar. O acaso nunca les tocó ir a un local del que salieron y dijeron "espero no volver".

Pues eso mismo es lo que sentí cuando dejé a la mitad la paella con mariscos del restaurante Fuego, en Tibás. Cuando llegué a ese punto, aún con una buena porción en el plato, preferí pagar y dar la vuelta con fe en nunca regresar.

La primera impresión fue buena, una porción abundante servida en una paellera. Un arroz que no parecía contener demasiada grasa, algunos mariscos que sobresalían y una abundante porción de zanahoria, cebollín y vainica.

Fue suficiente probar un bocado para que todo comenzará a ir mal. El arroz tenía un sabor ahumado o quemado desagradable, luego comprobé que en efecto estaba quemado al fondo.

La zanahoria y vainica parecía que se lo incorporaron al plato, pero que nunca fue parte de la preparación. Que quiero decir con esto, que al no cocinarse en el agua y con el resto de ingredientes de una paella, no tienen ese sabor característico de este plato valenciano.

Finalmente, anque tenía varios frutos del mar, le faltaba sazón, gusto a mariscos.

Fideuá de mariscos, plato también valenciano.
ampliar
Fideuá de mariscos, plato también valenciano.

No sé si ese fue un mal día para el chef, no sé si es una variedad de paella que nunca había probado cuando visité otros españoles, o sencillamente no estaba buena.

Recordé entonces las palabras del chef colombiano Jorge Rausch: "La única forma de evaluar eso es si a uno le gustó. Si te sabe feo ¡está mal!, si uno siente y dice 'está feo': ¡está feo!".

Así que creo que esa es la respuesta al final.

Sin duda no pretendo ser la última autoridad en paellas, quedan invitados a ir, probar y que me digan si me equivoco. Si se atreven les cuento que Fuego está ubicado en el mismo centro comercial donde se encuentra la ferretería Epa en Tibás. Teléfono 2240-8818.

PUBLICIDAD

Finalizo contándoles que un par de días después de comer en Fuego me di una inesperada visita a Estación Atocha. Ahí pedí nuevamente paella para a ver si era yo el que no sabía de este plato o a qué debe saber; ese viaje solo reforzó mis palabras en este blog.

Facebook.com/elsartencaliente

@MelvinMolina

  • Comparta este artículo
Blogs

Restaurante Fuego: Una paella que prefiero olvidar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota