Blogs

Restaurante El Churrasco: Así se arruina un rico corte de res

Actualizado el 04 de septiembre de 2014 a las 10:16 am

Blogs

Restaurante El Churrasco: Así se arruina un rico corte de res

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cuando uno es quien se equivoca, hay que reconocerlo sin mucha vuelta. Por eso, con dolor aún en mi estómago, debo reconocer que por mi culpa eche a perder un excelente corte de carne de res.

La historia comienza en un lugar con más de 25 años de historia: Restaurante El Churrasco, 10 kilómetros antes del volcán Poás. Ese domingo me contrataron para hacer de fotógrafo, algo que me entusiasmó mucho.

Churrasco acompañado de puré y platanos.
ampliar
Churrasco acompañado de puré y platanos.

Luego de una mañana muy atareada entre tours, quesos, vacas y aire puro, finalmente llegó la hora de almorzar. Este restaurante, propiedad de la misma familia desde 1987, se mostraba como la mejor opción.

Con solo decirles que tenía un enorme toro de cemento en su entrada. Yo me dije 'si tiene un toro tan grande, debe ser rico'; bueno, en realidad no lo dije, pero sí moría de hambre y cualquier lugar que sea dedicado a la carne será una buena opción para mi.

El restaurante estaba llenísimo, eso habla bien por adelantado. Al interior descubrí un espacio cómodo, mesas por doquier y el personal de servicio que corría de aquí para allá, para atender a tanta gente hambrienta.

Luego de esperar unos 10 minutos a que finalmente nos atendieran, decidimos no pensar mucho las opciones y ordenamos un churrasco (¢8.247 + impuestos), más un lomito suizo (7.298 + impuestos).

Mi tremendo error fue pedir el churrasco término 3/4, olvidé por completo las recomendaciones de los chefs de carne que me han dicho hasta el cansancio: una buena carne como esa se come término medio o menos.

Pero es que aún no lo logro con carne un poco roja; así que, según yo, me fui a la segura.

Cuando la carne estuvo frente a mi, era claro que estaba bien cocida y al probarla su sabor no era el ideal. Pagué caro mi solicitud de comerla tan cocida. Por eso no me atrevo a dar mi opinión de este plato, porque sería injusto para este restaurante.

En cambio, el lomito suizo fue un éxito, una carne tan magra bien cocida y con una capa enorme de queso, estaba deliciosa, tanto que envidié el plato. Se los recomiendo a ojos cerrados, en el tanto les guste el queso.

Del lugar puedo destacar su estilo decorativo con mucha madera, un personal al que se le ve hacer esfuerzos por atender a todos sus comensales.

El lomito suizo es un festín de queso y carne.
ampliar
El lomito suizo es un festín de queso y carne.

Lo que no me gustó: comida servida en platos de metal, ¿qué diría el maestro Alfredo Echeverría?, espero nadie le cuente para que no le de un infarto.

El Churrasco abre de martes a domingo, desde las 10 a. m., hasta las 8 p. m., aceptan tarjetas, tienen parqueo con guchimán y hasta un hotel, por si quieren darse una escapadita romántica. Teléfono 2482-2135.

Si van me cuentan cómo los atienden y qué tal la experiencia.

¡Provecho!

  • Comparta este artículo
Blogs

Restaurante El Churrasco: Así se arruina un rico corte de res

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota