Blogs

Músicos crearon su hamburguesa perfecta en Smashburguer

Los Ajenos: blogueros de comida por un día

Actualizado el 13 de octubre de 2014 a las 08:01 am

Blogs

Los Ajenos: blogueros de comida por un día

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Soy un entusiasta de las celebraciones, por eso cuando hace un par de semanas me enteré que estaba por alcanzar la publicación número 50 del blog me dije: ¨tengo que hacer algo para conmemorar ese momento¨.

Quería que fuera una experiencia diferente de lo que he hecho hasta ahora, también me interesaba comentar de algún lugar del que tuviera muy buenas experiencias previas.

Al final encontré la combinación perfecta: invitar a mis amigos de Los Ajenos a probar las hamburguesas de Smashburguer, las que para mí son de las mejores. Así que al final no sería solo mi palabra, sino que cuatro voces contarían qué tal el lugar.

Para mi suerte Andrés Fofo Madrigal (saxofón), Luisga (voz) y Andrés Jiménez (bajo) son apuntadísimos y no tuve que esforzarme mucho para convencerlos de ser sartenistas por un día.

Andrés Jiménez, Andrés "Fofo" Madrigal y Luisga, integrantes de la banda Los Ajenos.
ampliar
Andrés Jiménez, Andrés "Fofo" Madrigal y Luisga, integrantes de la banda Los Ajenos. (Gabriela Tellez)

Cuando pensé que ya todo estaba listo para una gran aventura, tuve la suerte que en Smashburguer se enteraron de esta entrada especial del blog y me propusieron algo que llevaría la visita a otro nivel. Ellos nos dejarían entrar a su cocina, para preparar nuestra hamburguesa perfecta; para eso nos dejarían usar cualquiera de los ingredientes del lugar.

Para luego es tarde, me dije, así que quedamos todos convocados con día y hora. Yo les advertí que no comieran desde la noche anterior, porque necesitarían todo el campo posible en el estómago y creo que me hicieron caso.

La aventura comenzó con la obligación de usar una mallita en el cabello, para cumplir con los requisitos de ingreso a la cocina. Luego un breve recorrido por el lugar para conocer cómo funciona una cocina por dentro, y detalles interesantes como que el pan que usan, al igual que la carne angus, la traen del extranjero.

Confieso que me pareció de lo más emocionante estar en la cocina, ver parte del proceso que uno ignora cuando está sentado esperando su pedido. Estoy claro que esa seguramente era una cocina comparada con la de otros restaurantes, pero igual me despertó mucha curiosidad.

La hora de cocinar.

Aunque nosotros la estábamos muy entretenidos por [[BEGIN:INLINEREF LNCPGL20141011_0002]]jugar a cocineros[[END:INLINEREF]], los empleados posiblemente lo estaban aún más al ver lo "chapitas" que éramos algunos a la hora de cocinar la hamburguesa.

El más entusiasmado en la plancha resultó Andrés Jiménez. Parecía un chiquito con juguete nuevo cuando estaba cocinando su hamburguesa. Hongos, queso, tomate, tocineta y aguacate fue parte de su fórmula.

Fofo no dejaba de prestar atención, para cuando le llegó el turno tenía clarísimo sus ingredientes: la torta, luego cebolla a sofreír en la plancha, queso, tocineta, pepinillos, tomate, lechuga y mucha salsa barbacoa.

Luisga por su parte apostó por una combinación con ingredientes criollos: queso Turrialba, huevo frito, tomate, tocineta y salsa de la casa.

Yo no me quería quedar atrás, así que le aposté por la torta más grande, luego le puse queso suizo y pepper Jack (picante), tocineta en abundancia, salsa barbacoa, hongos y aguacate.

Tras ese paso fugaz como cocineros, llegó la mejor parta, la hora de comer. La cara de los tres hablaba por ellos. Todo indicaba que lo estaban pasando bien.

En mi caso este lugar me agrada porque la torta siempre está jugosa a la hora de darle el primer mordisco. Además tienen tres variedades de pan para las hamburguesas, y una combinación de ingredientes que van muy bien.

Sin dejar de mencionar que es bonito que a uno le lleven la comida a la mesa. Quizá lo único que no me encanta es que solo ponen deportes en sus pantallas, pero ya eso es una tontera mía.

Tampoco puedo pasar por alto que Smashburguer tiene una idea que a mi me parece genial, ellos no se quedan con las papas fritas como único acompañamiento. También se pueden pedir hongos empanizados (lo mejor), camote frito, pejibaye y papas condimentadas.

Smashburger (Gabriela Téllez)

Hora de evaluar.

Luego de comerse con muchas ganas sus creaciones, llegó el momento de evaluar.

En la categoría Tamaño de hamburguesa, los tres le otorgaron una calificación de cinco sartenes de cinco posibles.

Al evaluar el sabor de la torta, nuevamente fueron jueces con idéntica calificación: cinco sartenes de cinco posibles como calificación.

Al hablar del pan prefirieron hacer valoraciones individuales.

  • Luisga: "Muy bueno, diferente, parece de concha".
  • Fofo: "Rico, diferente".
  • Andrés Jiménez: "Me gusta que no sea tan grande, a veces les ponen demasiado pan y uno termina dejando la torta".

Para la categoría de mejor ingrediente acompañamiento las opiniones resultaron igualmente divididas.

  • Luisga: "La salsa original de acá, esta contrasta con la barbacoa".
  • Fofo: "La cebolla con mantequilla y salsa barbacoa".
  • Andrés Jiménez: "Los champiñones"

Al preguntarles por una frase que resuma su experiencia, ellos comentaron:

"La hamburguesa diferente, su sello es la carne y su pan", Andrés Jiménez.

"Una experiencia para volver, ojalá una vez por semana", Luisga.

"Fue una aventura jugosa y espectacular", Fofo.

Palabra de sartenista.

Yo coincido con estos muchachos en que la carne de aquí es maravillosa. El restaurante dice que es porque las tortas las smashean (aplastan con una prensa sobre la plancha), yo le apuesto sencillamente a una carne de buena calidad.

Antes de escribir esta entrada ya había visitado Smashburguer en muchas ocasiones, y siempre salí con ganas de regresar. Eso sí, lo bueno no es barato. Son hamburguesas que con su acompañamiento y bebida bien le pueden salir en unos 6.000 colones en promedio, pero los vale.

El restaurante se encuentra en Lincoln Plaza, Moravia. Abre todos los días para el almuerzo y cena.

Aquí termina esta aventura, gracias a Los Ajenos y a Smashburguer por la aventura. Espero hacer algo todavía más entretenido para la entrada #100. Por lo pronto si ya conocen el lugar, me encantaría escuchar sus opiniones. Y si van a conocer, espero sus comentarios para saber si están de acuerdo o no con nosotros.

Un último detalle, estar dentro de la cocina, trabajando en la plancha (aunque solo fueron breves minutos) hicieron que nos diéramos cuenta de lo duro que es esa labor. Comprobar que preparar la comida no es tarea sencilla y agradecer cuando uno ve que llega con buen sabor y presentación a la mesa, porque eso es gracias a gente como ellos.

¡Provecho!

Vea una galería de fotos con Los Ajenos aquí.

  • Comparta este artículo
Blogs

Los Ajenos: blogueros de comida por un día

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota