Blogs

Bar Río de Janeiro:Chifrijo en palangana

Actualizado el 26 de marzo de 2014 a las 02:11 pm

Blogs

Bar Río de Janeiro:Chifrijo en palangana

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En el bar Río de Janeiro tiene tres tamaños de chifrijo.
ampliar
En el bar Río de Janeiro tiene tres tamaños de chifrijo.

La cantidad de chicharrón en su interior era abundante

Lo bonito de la comida es que es nos ofrece el pretexto perfecto para fomentar la amistad, y yo tenía en mente matar dos pájaros de un tiro cuando pensaba en ir al bar Río de Janeiro. Lo primero era comprobar la fama de su chifrijo y de paso ver a un grupo de colegas y amigos que cuesta reunir en una misma mesa.

Como mencioné en mi viaje imaginario con Paul McCartney, fue Randall Cheves quien me habló de las bondades de esta popular boca preparada en este local de barrio México. Principalmente me cautivó cuando me dijo que vendían uno que era enorme.

Y no fue cuento, en una mesa de 12 comensales nos dispusimos todos a probar el chifrijo del lugar. En cuanto a porciones, en efecto venden distintas; está el pequeño, el medianito (dijo la salonera) y el grande o como digo yo la palangana.

Como aprendiz de comelón profesional no dudé en pedir la tercera opción, para no andar con timidez. Tras la espera apareció uno que era enorme en comparación del resto de mis amigos que pidieron algo normalito.

Lo primero que noté era que la cantidad de chicharrón en su interior era abundante (punto para Río de Janeiro), además estaba rico de sabor, bien cocinado, pero sin estar recocido.

Buen trozo de aguacate y tortillas tostadas para acompañar; además por las mesas circula un jarrón con chile para darle un sabor extra.

Yo iba dispuesto a comer tres de esos chifrijos de palangana, porque según Cheves si lo hacía en el lugar no me cobraban. Al final solo era una leyenda urbana eso del reto de los chifrijos, pero lo cierto es que habría caído derrotado, porque sí es enorme.

Al final pedí a medias con otra persona una boca de costilla de cerdo, la verdad esta si prefiero olvidarla, porque estaba flojita de sabor, sobrecocinada y la "ensalada de repollo" daba un poco de pena.
Costilla de cerdo, con papas y ensalada de repollo.
ampliar
Costilla de cerdo, con papas y ensalada de repollo.

Los precios, son razonables, desde los ¢2.800, a los ¢4.200, según el tamaño. El lugar es un bar digamos que estándar, no esperen nada especial, pero ahí verán a todo tipo de personas y de edades muy variadas. Está al frente de Castros Bar, en la esquina; sino pregunte que de seguro que cualquier vecino le da detalles de cómo llegar. Teléfono 2258-0720.

PUBLICIDAD

No niego que el chifrijo me gustó, pero aún tengo como mi favorito el que sirven en el Rincón Poblano, pero de ese hablaremos luego.

Para ustedes, ¿cuál es el mejor chifrijo de este país?

Provecho

Facebook.com/elsartencaliente

@MelvinMolina

  • Comparta este artículo
Blogs

Bar Río de Janeiro:Chifrijo en palangana

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota