Blogs

Reacción extraña, incomprensible

Si me dice que estoy adelgazando, ¡me vuelvo a engordar!

Actualizado el 12 de agosto de 2016 a las 05:31 pm

Blogs

Si me dice que estoy adelgazando, ¡me vuelvo a engordar!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

No sé si a ustedes, los otros gordos, les pasa lo mismo que a mí.

Cuando me dicen que estoy más delgada --o menos gorda, como quieran verlo-- es como si me dieran una autorización para empezar a comer y comer y comer...

Me ha pasado no diez ni veinte... ¡cientos de veces!

Personalmente, no le encuentro una explicación satisfactoria a ese comportamiento.

Cavilando una respuesta para este post, de repente se me ocurre que es una 'especie de liberación' autorizada por los otros --los temidos 'otros'-- para volver a la ruta menos complicada de la comilona sin límites.

LEA: Facebook me recordó que cumplo ocho años de estar gorda

Pensar, por ejemplo, que estoy haciendo dieta o que llevo un plan alimenticio con una meta de reducción de peso, me carga el sistema de estrés.

Es como si estuviera haciendo una de las pruebas más difíciles en toda mi vida.

Lidiar con el exceso de peso no debería convertirse en una pesadilla.
ampliar
Lidiar con el exceso de peso no debería convertirse en una pesadilla. (Archivo)

Así que cuando alguien me dice: 'Ángela, te veo más delgada', no hago más que sonreír para mis adentros y pensar: 'puedo darme un gustico'; 'me puedo permitir más libertad'.

Pero de gustico en gustico, y de liberación en liberación, las libras las he recuperado velozmente en múltiples ocasiones.

¿Les ha pasado?

LEA: A quienes se enojan con los gordos porque no adelgazamos

Las libertades, o libertinajes con la comida, reaparecen: repetir platos, aumentar la dosis de postres, permitirme una que otra gaseosa o fritura, viajes más continuos a la refri o a la soda del trabajo...

También es como si quisiera volver a ocultarme de los demás entre mis rollos abdominales.

A veces, percibo que no me gusta ser el centro de atención. De hecho, nunca me ha gustado. Disfruto el placer del anonimato, pero esto es tema de otro post y de otro blog.

"Se me ocurre que es una 'especie de liberación' autorizada por los otros para volver a la ruta menos complicada de la comilona sin límites".

Últimamente me ha pasado con cierta frecuencia eso de volver a comer y de darse libertades al ser consciente de que estoy bajando de peso. 

La ventaja hoy con respecto a ocasiones anteriores, es que ahora tengo incorporado al 'disco duro' mucha de la información que he tratado de interiorizar sobre escuchar con más atención al cuerpo y sus necesidades, quererme más y procurar un día de vida más saludable.

LEA: Bajar de peso solo para ir a la reunión de los excompas del 'cole'

Esto muchas veces me ayuda. El subconsciente trabaja más eficientemente de lo que a veces creo, entonces trato de aferrarme a eso para no volver a sucumbir.

Porque sé que en esta tarea se juega mi salud, mi vida y, por encima de todo, mi paz. 

Vea más contenidos del blog en la página de Facebook de El peso del peso.

  • Comparta este artículo
Blogs

Si me dice que estoy adelgazando, ¡me vuelvo a engordar!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota