Blogs

Perder la tranquilidad por una cifra

Sentirse como un número de kilos, de centímetros en la cintura, de calorías diarias y porciones...

Actualizado el 22 de noviembre de 2015 a las 05:26 pm

Blogs

Sentirse como un número de kilos, de centímetros en la cintura, de calorías diarias y porciones...

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Desde que nacemos, además de nombre, nos ponen un número.

Pero a veces pesa más esa cifra que nos cuelgan del cuello que cualquier otra cosa.

Esas etiquetas aumentan con la edad --si lo permitimos... ¡y claro que lo hacemos!--, y con ellas también sube la carga psicológica que cada una representa.

El del peso, por supuesto, ha sido uno de los números más difíciles de cargar.

Los kilos de más para sufrir. Los kilos de menos para lucirlos como una presea y recibir el "visto bueno" de los "otros".

Los centímetros de pecho, cintura y cadera que debemos reducir --o aumentar-- para cumplir porque si no, estamos fuera de la norma.

El porcentaje de grasa en el cuerpo, el índice de masa corporal... las horas de ejercicio para bajar un tamal.

Un día de estos, conversaba con una colega sobre este tema.

En los últimos 20 años, el sobrepeso en la población costarricense aumentó del 46% a un 62%. | ARCHIVO
ampliar
En los últimos 20 años, el sobrepeso en la población costarricense aumentó del 46% a un 62%. | ARCHIVO

Ambas sentimos lo mismo cuando nos topamos con alguien en la calle y nos dice: "¡pero cómo has bajado de peso!".

Es casi la misma sensación que se experimenta cuando solo te miran o te llegan los "cuentos" de fulanito o menganita comentando "lo gorda que se volvió a poner Ángela".

Comentábamos que, muchas veces, no podemos comer tranquilas porque estamos contando palitos."¿Cuántos me tocan por día?"

Nos limitamos el placer de saborear un alimento porque resulta que es un carbohidrato más el que le estoy metiendo al cuerpo y solo me dejaron comer cinco al día.

Vean el video que colgó esta joven en Facebook. Cuenta, en parte, lo que sucede con esta dictadura de las medidas.

Peso ideal, talla ideal, curvas ideales. He pasado la mayor parte de mi vida arrodillada frente a las cifras que me imponen.

Y cuando he estado "mejor", con concursos de fitness ganados, nunca he alcanzado esas cifras ideales.

Simple y sencillamente, porque mi cuerpo es distinto y responde de manera diferente. Su ideal es otro.

Y esto, probablemente, le sucede a muchas personas que se desgastan día a día, hora a hora, en alcanzar esos "ideales".

Con el paso del tiempo, he aprendido a no someterme tanto a esa dictadura. A no entregarle tanto poder. Y vieran que me ha dado buenos resultados.

Mi cuerpo ha respondido noblemente a un sustancial cambio de actitud que dejó de lado el estrés que me provocaba el dulce placer de comer. Pero esto es harina de otro post.

La vida hay que disfrutarla sin caer en excesos; y una de esas actitudes extremistas es vivir bajo el sometimiento de un número. 

No soy un número.

Vea más contenidos del blog en la página de Facebook de El peso del peso.

  • Comparta este artículo
Blogs

Sentirse como un número de kilos, de centímetros en la cintura, de calorías diarias y porciones...

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota