Blogs

Facebook me recordó que cumplo ocho años de estar gorda

Actualizado el 16 de abril de 2016 a las 06:16 pm

Blogs

Facebook me recordó que cumplo ocho años de estar gorda

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Me encantan los recordatorios de Facebook; sobre todo el que me envió hará unos dos días, cuando posteó una foto de mi última escalada al Chirripó, en el 2008.

Justo poco después comencé a engordar aceleradamente. Pasé de 55 kilos a 97. Ahora peso 85.

No había caído en cuenta de cuánto tiempo llevo gorda hasta que la red de redes me envió, a través de FB, la foto.

LEA: ¿Por qué o para quién adelgaza usted?

Sí, ahí estoy yo junto al grupo que me acompañó aquel marzo del 2008 en mi tercer ascenso al Chirripó.

Esta es la foto de mi primer ascenso al Chirripó, en el 2006. Le siguieron el 2007 y el 2008.
ampliar
Esta es la foto de mi primer ascenso al Chirripó, en el 2006. Le siguieron el 2007 y el 2008. (Ángela Ávalos)

Recuerdo que para entonces tenía ocho o diez kilos de sobrepeso.

Tardé nueve horas en llegar al Albergue Crestones y sufrí del llamado mal de altura, que me causó náuseas durante la caminata.

Las dos veces anteriores, cuando subí cargando el llamado 'peso ideal', tardé cinco horas y hasta un poco menos en llegar a Crestones.

LEA: Verme al espejo desnuda y gorda, ¡qué shock!

Recuerdo que subí muerta de risa con un costo físico mínimo y hasta me di el lujo de esperar y de ayudar a varios compañeros de camino.

Sueño con volver. Me faltó recorrer la sabana de los leones y ventisqueros en este inmenso y mágico lugar del país. Y estoy segura de que regresaré. En esas estoy.

Mi condición física llegó a ser tan buena en ese entonces, que hasta aspiré a llegar al Chirripó por otra ruta montañosa en la que se tardan varios días de travesía y hay que pernoctar en el bosque.

En mi primer ascenso al Chirripó, en el 2006. Le siguieron el 2007 y el 2008.
ampliar
En mi primer ascenso al Chirripó, en el 2006. Le siguieron el 2007 y el 2008. (Ángela Ávalos)

Volviendo a ver esa foto y tratando de sacar alguna enseñanza de ¡ocho años de gordura!, creo que estas libras de más con todo lo que ellas significan se han convertido en un obstáculo.

Estar gordo no es bueno ni para la salud física ni para la salud del alma.

El cuerpo, que está hecho para soportar una carga máxima, no merece que lo atilintemos hasta llevarlo a un límite peligroso.

Tengo mis razones para haber llegado a engordar. Ya les he contado en este espacio las más importantes.

LEA: Adelgacé solo para que él se fijara en mí... ¡y no lo hizo!

Reconozco que este es un asunto complejo y quienes digan que solo se trata de 'cerrar la boca y hacer ejercicio' creo que tienen una visión demasiado simplista de un problema que está enfermando a más de 1.000 millones de seres humanos en todo el mundo.

Ocho años gorda. Fue el dato que me devolvió la foto de Facebook. Más que un recuerdo, es una llamada de atención.

'¿Querés pasar ocho más así o peor? Imaginate el resultado físico, espiritual y mental de tantos años de transitar por un camino que no es el correcto. ¿Qué estás haciendo para cambiar el rumbo?'

LEA: más contenidos del blog El Peso del Peso en la página de Facebook del blog.

  • Comparta este artículo
Blogs

Facebook me recordó que cumplo ocho años de estar gorda

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota