Blogs

Empezamos a envejecer a los 40 años

Coma bien y muévase pero ¡ya! Después de los 60 años, puede ser demasiado tarde

Actualizado el 16 de abril de 2015 a las 07:52 pm

Blogs

Coma bien y muévase pero ¡ya! Después de los 60 años, puede ser demasiado tarde

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hay que llegar a la vejez lo más saludables, independientes y funcionales posibles.

Es el ocaso de la vida, el atardecer. Uno para el cual yo quiero los más hermosos celajes, no un cielo encapotado.

Por ahí leí una frase que me llegó: "Que la vejez sea el mejor de los veranos y no el peor de los inviernos".

Pero eso no se logra si uno sigue comiendo como si fuera un barril sin fondo.Y, además, sin moverse, como si estuviera pegado con cemento a la silla o al piso.

El médico geriatra, Fernando Morales Martínez, quien es toda una autoridad mundial en este tema, me comentó un día de estos que la última oportunidad que tiene una persona para preparar adecuadamente su cuerpo de cara a la época de la vejez es entre los 40 y 60 años.

Yo estoy en la primer curva.

Según los especialistas, el ser humano empieza a envejecer a los 40 años (sí, es cierto, desde que se nace nos hacemos viejos).

Los adultos mayores que corren a menudo tienen un consumo de aire similar a los veinteañeros.  | ARCHIVO
ampliar
Los adultos mayores que corren a menudo tienen un consumo de aire similar a los veinteañeros. | ARCHIVO

Esto, fisiológicamente hablando, porque el cuerpo ya comienza a perder ciertas capacidades. ¡Que nos lo digan los ojos con la presbicia que se desencadena al minuto siguente de cumplir 40!

Y no hay quite, por más operaciones y vainas que uno quiera hacerse para ser eternamente joven. La vejez nos alcanzará a todos.

Por eso, tenemos que procurar llegar a esa etapa de la vida lo más saludables posible. 

Por razones personales, he conocido historias de viejitos en los últimos días. Muchas. Y he visto de todo: viejitos totalmente dependientes, enfermos, jalados por sus hijos en sillas de ruedas por un hospital.

También he visto a mayores haciendo ejercicio, saliendo a pasear y a tomar café con sus amigos para recordar historias de otros tiempos mientras disfrutan de un postre juntos.

¿En cuál de esos escenarios me gustaría verme a la vuelta de 20 años? ¿Usted?

Yo en el segundo, por supuesto.

Una cosa son los achaques de la edad y otra la enfermedad. Hay, por supuesto, muchas causas que desencadenan una vejez enferma.

Pero si podemos modificar aquellos desencadenantes que están bajo nuestro control, no debemos ser irresponsables y quedarnos sin hacer nada.

La receta está:

- Balance en las comidas y movimiento.

- Buscar válvulas de escape que también nos aseguren una adecuada salud mental para nuestra vejez.

- Tener una red de amigos vigorosa, de buenas y positivas influencias, que nos haga crecer como seres humanos.

- Y darle sentido y propósito a la vida.

Demos el primer paso. Los años pasan muy rápido, más de lo que nos imaginamos. Procúrese una vejez sana desde ahora. No lo deje para después, porque si no será demasiado tarde.

Vea más contenidos de este blog en la página de Facebook deEl peso del peso

  • Comparta este artículo
Blogs

Coma bien y muévase pero ¡ya! Después de los 60 años, puede ser demasiado tarde

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota