Blogs

La mala influencia que los demás ejer

Bajar de peso solo para ir a la reunión con los excompas del 'cole'

Actualizado el 08 de febrero de 2016 a las 03:03 pm

Blogs

Bajar de peso solo para ir a la reunión con los excompas del 'cole'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Gran parte de uno de los programas del famoso Dr. Oz fue dedicado a mostrarle el camino para bajar de peso a tres mujeres muy muy obesas desesperadas por adelgazar y llegar como chiquillas de 15 a la reunión del 20 aniversario del 'cole'.

Les dieron más de lo mismo sin atacar, para mí, la esencia de semejante deseo: la poca autoestima de esas pobres mujeres, desveladas por la imagen ante los otros.

Les contaron calorías, les prepararon un menú y les diseñaron --casi a la medida-- una rutina de ejercicios para llegar lo más parecidas posible a las fotos de porristas y de chicas populares que guardaban en el baúl de los recuerdos.

LEA: Adelgacé solo para que él se fijara en mí... y no lo hizo

Yo, como gorda, sé que fracasarán. Y lo hacen porque su motivación está equivocada.

De nuevo: quedarle bien a los otros, ante quienes nunca dejarán satisfechos. Porque si no estás gorda, estás muy flaca, o te vestís ridículamente, o te reís como hiena, o el pelo se te para como bicho asustado, o tantas otras cosas que nunca, pero nunca nunca le permitirán a uno convertirse en un billete de 50.000 para el mar de eternos insatisfechos que nos rodea.

Alimentarse saludablemente solo para lucir una bonita figura frente a los demás no debería ser el único objetivo para quienes aspiran a bajar de peso. (Andrés Arce GN)

Esas 'recetas' están condenadas al fracaso porque cada una de esas mujeres está definiendo su ser, su esencia, en función de la infinitud de deseos y aspiraciones de un montón de extraños; de gente que no conoce su cuerpo ni sus emociones y que solo quieren llenar su ego a costilla de los demás.

Una vez, asistí a una de esas reuniones. Desde entonces, decidí no volver a ninguna otra no por mi gordura o por lo que tengo o no tengo, soy o no soy. Simplemente, porque para mí muchos se convierten en encuentros tóxicos.

A los divorciados los critican; a los solteros los critican; a los flacos los critican; a quienes no tienen la pared llena de títulos o el pasaporte con sellos de todo el mundo, se los hartan; si aquel se quedó calvo se lo comen y se burlan solapadamente si la otra se llenó de 'patas de gallo'.

¡Y ni qué les digo cuando se trata de la ocultar la edad! Todos quieren verse como los colegiales de décadas atrás. 'Pero si los años no pasan por vos!!', les encanta escuchar a muchos.

¿Para qué asiste usted a una de esas reuniones? ¡Para fisgonear cómo está fulanito o perenceja!

¿Y cuánto invierte en tiempo y dinero para asistir impecablemente? ¡Ni me diga!

Pueden existir excepciones. Supongo. Pero lo que yo he visto y escuchado a mi alrededor se acerca más al perfil de la toxicidad.

Por eso, cuando escuché al archifamoso Dr. Oz 'aconsejándole' a esas pobres colegas de obesidad un montón de medidas que solo las hará sufrir todavía más sin los resultados que esperan --por lo menos, permanentes y satisfactorios-- pensé: ¡pobres mujeres!

El doctor las estaba condenando aún más, envenenándolas aún más porque lo cierto --y de esto estoy más convencida que nunca-- es que ese 'adelgazamiento' comienza de adentro hacia afuera.

Probablemente, bajarán algunos kilos que maquillarán un poco con un buen peinado y un traje. ¿Cuánto les durará? Solo para la fiesta de reencuentro porque mientras esos esfuerzos no tengan otras motivaciones, serán como gastar balas en zopilotes.

Vea más contenidos del blog en la página de Facebook de El peso del peso.

  • Comparta este artículo
Blogs

Bajar de peso solo para ir a la reunión con los excompas del 'cole'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota