Blogs

El primer día que Brasil vistió de azul

Actualizado el 12 de julio de 2014 a las 12:11 pm

Blogs

El primer día que Brasil vistió de azul

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hoy es habitual ver a la selección brasileña jugando con camisetas azules, el color de su segundo uniforme. Sin embargo ese tono llegó por casualidad en Suecia 1958 y trajo tanta suerte que se quedó para siempre.

Brasil, monarca del fútbol mundial en 1958. Arriba: Vicente Feola (técnico), Djalma Santos, Zito, Bellini, Nilton Santos, Orlando y Gilmar. Abajo: Garrincha, Didí, Pelé, Vavá, Zagallo y Paulo Amaral (preparador físico).
ampliar
Brasil, monarca del fútbol mundial en 1958. Arriba: Vicente Feola (técnico), Djalma Santos, Zito, Bellini, Nilton Santos, Orlando y Gilmar. Abajo: Garrincha, Didí, Pelé, Vavá, Zagallo y Paulo Amaral (preparador físico). (Archivo LN)

Tras disputar las semifinales del torneo, los organizadores se dieron cuenta que ambos finalistas, Suecia y Brasil, vestían camiseta amarilla y pantaloneta azul.

La coincidencia obligó a realizar un sorteo para determinar cuál de las dos disputaría el título con su uniforme habitual.

Los suecos ganaron la rifa y fue ahí cuando los suramericanos descubrieron que no tenían más uniforme que la verdeamarela adoptada años atrás en sustitución del maldito uniforme blanco con el que sufrieron el Maracanazo en 1950.

A toda prisa, los directivos le dieron dinero al utilero del equipo para que fuera por todo Estocolmo a buscar un nuevo uniforme, de cualquier color menos blanco.

Al final, en una tienda de la capital sueca encontró 20 camisetas azules y corrió durante los dos días siguientes para coser los números y el escudo antes de la final.

El 28 de junio de 1958, Brasil saltó a la cancha del Estadio Rasunda vestida por primera vez con casaca azul, pantaloneta blanca y medias blancas, y por primera vez también ganaría la Copa del Mundo al golear 5-2 a los anfitriones.

  • Comparta este artículo
Blogs

El primer día que Brasil vistió de azul

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota