Blogs

La mala suerte venció a los yugoslavos

Actualizado el 07 de julio de 2014 a las 09:30 pm

Blogs

La mala suerte venció a los yugoslavos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

A veces el consabido refrán de "hombre prevenido vale por dos" no aplica en el fútbol y la desaparecida Yugoslavia puede dar el mejor ejemplo de ello.

Partido entre las selecciones de Yugoslavia y México, durante el Mundial Brasil 50.
ampliar
Partido entre las selecciones de Yugoslavia y México, durante el Mundial Brasil 50. (Archivo)

En Brasil 50, los balcánicos se convirtieron en una de las gratas sorpresas del Mundial. En sus dos primeros juegos de la fase de grupos, venció 3-0 a Suiza y 4-1 a México.

El último juego de esa fase, ante Brasil, definiría entonces al ganador del grupo 1, que pasaría a la cuadrangular final.

Como la selección local necesitaba una victoria para clasificar, Yugoslavia entró en sospechas. El equipo viajó varios días antes a Río de Janeiro, pero decidió alimentarse solo en la embajada de su país, por temor a que en la cocina del hotel se tramara algún ataque gastronómico.

Con las prevenciones seguidas al pie de la letra, Yugoslavia llegó el 1° de julio al Maracaná dispuesto a hacer historia, pero no contaba con la mala suerte.

Poco antes de salir a la cancha, el delantero Zeljko Cajkovaski resbaló en el túnel de salida y se golpeó la cabeza contra el marco de una puerta.

El accidente le dejó un profundo corte que lo obligó a volver al vestuario para aplicarle cuatro puntos de sutura.

Como el técnico Milorad Arsenijevic ya confirmado el once inicial y las reglas de entonces no permitían hacer variantes, el cuadro balcánico debió comenzar el cotejo con diez hombres.

Con la cabeza vendada, Cajkovaski regresó al terreno de juego cuando ya llevaban 15 minutos del primer tiempo y su equipo perdía 1-0.

Ya con once jugadores, Yugoslavia equilibró las acciones y se fue en pos del empate, pero terminaría encajando el segundo en un contragolpe y despidiéndose de la Copa a pesar de todos sus cuidados.

  • Comparta este artículo
Blogs

La mala suerte venció a los yugoslavos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota