Blogs

Un galán fuera del Mundial

Actualizado el 02 de junio de 2014 a las 11:05 pm

Blogs

Un galán fuera del Mundial

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Para estar a tono con el ambiente mundialista que en pocos días estallará en Brasil, y con el permiso de ustedes, ampliaremos la temática de este blog para contar algunas historias insólitas que han tenido lugar en las 19 ediciones de la Copa del Mundo.

Ahora que la recién estrenada película Italia 90 reveló el caso de un futbolista nacional que perdió el chance de jugar en aquel Mundial por andar de conquistador, valga aclarar que no ha sido el único y que desde la mismísima primera edición de la justa planetaria, las faldas han sido centro de polémicas.

Andrés Mazzali, portero de la selección uruguaya bicampeona olímpica en la década de 1920.
ampliar
Andrés Mazzali, portero de la selección uruguaya bicampeona olímpica en la década de 1920.

El primer galán castigado en un Mundial se llamó Andrés Mazzali. Con 27 años, el arquero de la selección uruguaya, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1924 y 1928, era un multifacético campeón en atletismo y baloncesto.

En su juventud sobresalió como delantero, pero la dificultad de encontrar zapatos para sus grandes pies lo llevó a la portería.

Sus logros en las justas olímpicas le valieron se convocado para la primera Copa del Mundo realizada en Uruguay. Su puesto era casi seguro, pero pudo más su fama de gran bailarín y galán irresistible.

Cuando faltaban solo unos días para el inicio del torneo, Mazzali se escapó de la concentración celeste para salir con una bella rubia que conoció en el mismo hotel donde estaba hospedado el equipo.

La aventura llegó a oídos de los dirigentes de la Federación Uruguaya, que decidieron expulsarlo del plantel. No hubo defensa que valiera para traerlo de vuelta al seleccionado que, sin él, se coronaría como el primer campeón del mundo.

  • Comparta este artículo
Blogs

Un galán fuera del Mundial

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota