Blogs

La decepción inglesa en Belo Horizonte

Actualizado el 24 de junio de 2014 a las 09:47 am

Blogs

La decepción inglesa en Belo Horizonte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ya eliminada de Brasil 2014, Inglaterra visitará hoy la ciudad de Belo Horizonte, un escenario que no es de muy grata memoria para la nación que se precia de ser la cuna del fútbol.

Joe Gatjens nació en Haití, pero vivió en Nueva York. Su anotación le dio a EE. UU. el triunfo sobre Inglaterra (1-0) y el público de Belo Horizonte lo alzó en hombros.
ampliar
Joe Gatjens nació en Haití, pero vivió en Nueva York. Su anotación le dio a EE. UU. el triunfo sobre Inglaterra (1-0) y el público de Belo Horizonte lo alzó en hombros. (Archivo)

Fue para Brasil 50 que la selección inglesa aceptó participar por primera vez en una Copa del Mundo. Debutaron el 25 de junio en el Maracaná, con una fácil victoria 2-0 ante Chile.

Cuatro días después, viajaron a Belo Horizonte para enfrentar a un débil Estados Unidos. Pavonéandose de que los norteamericanos no serían obstáculo en su camino al título, el técnico Walter Winterbotton dejó en el banco a la gran estrella inglesa: Stanley Matthews.

Las apuestas pagaban el triunfo norteamericano por 500 a 1, y hasta un periódico británico se planteó la posibilidad de darles "tres goles de ventaja".La arrogancia inglesa tenía razón de ser: el amateur Estados Unidos había perdido sus últimos siete juegos, mientras los europeos venían de golear 10-0 a Portugal y 4-0 a Italia, entonces campeona del mundo.

Pero la vapuleada que esperaban ver las 13.000 personas que asistieron esta tarde al estadio Independencia fue en realidad una de las grandes sorpresas en la historia de la Copa.

Al 38', Joe Gaetjens (un haitiano que ni siquiera se había naturalizado estadounidense) fue tras un pase largo y antes de que la pelota llegara al arquero Bert Williams, alcanzó a desviarlo hacia el fondo de la red.

Abajo en el marcador, Inglaterra se lanzó por el empate, pero la defensa rival se mantuvo impecable hasta conseguir el batacazo mundialista. Ni el réferi italiano Generoso Dattilo, dio crédito del resultado final: "Si no lo hubiera arbitrado yo, jamás lo habría creído".

  • Comparta este artículo
Blogs

La decepción inglesa en Belo Horizonte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota