Blogs

Una aventura en blanco, azul y rojo

Actualizado el 09 de julio de 2013 a las 01:18 am

Blogs

Una aventura en blanco, azul y rojo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Aquella fue una convocatoria muy diferente a las que se hacen hoy. No hubo conferencias de prensa, comunicados oficiales ni transmisión en vivo por televisión.

La Liga Nacional de Fútbol de Costa Rica apenas tenía unos días de nacida, cuando recibió la primera invitación para participar un torneo internacional.

Primera Selección Nacional de Costa Rica, ganadora de los Juegos Atlécicos del Centenario de la Independencia, en setiembre de 1921, en Guatemala.
ampliar
Primera Selección Nacional de Costa Rica, ganadora de los Juegos Atlécicos del Centenario de la Independencia, en setiembre de 1921, en Guatemala.
Fue el 16 de junio de 1921. El Gobierno de Guatemala organizó un certamen deportivo para conmemorar el primer centenario de la Independencia de Centroamérica. Los invitados, por supuesto, serían sus vecinos más cercanos, quienes deberían competir en atletismo y fútbol.

Sin embargo, la naciente organización futbolística no tenía dinero para costear el viaje. Fue necesaria la contribución voluntaria de algunos dirigentes y empresarios para que nuestra primera selección de fútbol pudiera nacer.

Hasta el comercio hizo su aporte, con $18 para cada jugador y los implementos deportivos: un suéter azul y una pantaloneta blanca que, sumadas a las medias rojas que consiguió cada jugador, se convirtieron el primer uniforme tricolor.

Integrado por jugadores del Club Sport Herediano, la Sociedad Gimnástica Española, el Club Sport La Libertad, la Sociedad Gimnástica Limonense, el equipo nacional partió hacia Guatemala a las a las 10 p.m. del 4 de setiembre, en el vapor San Juan.

Al grupo se sumó Roberto Figaredo, tico radicado en Guatemala que jugaría "en el puesto que más le guste"

Tras siete días de viaje, la Selección llegó a tierra guatemalteca. Aunque iban solo con la inteción de jugar fútbol, los muchachos terminaron compitiendo (e incluso ganando) varias pruebas de pista y campo.

La semifinal contra El Salvador se resolvió con una victoria de 7-0 para los ticos, que también sorprendieron en la final goleando a los anfitriones 6-0.

Con la Copa Campeonato en sus manos, la Tricolor regresó a Costa Rica el lunes 3 de octubre de1921. En medio de un torrencial aguacero, un millar de personas abarrotaron la estación de tren de La Sabana para recibir a los exitosos futbolistas convocados a aquella primera Selección... menos a uno.

Pedro Quirce, delantero de la Sociedad Gimnástica Limonense, vivía en la ciudad del Caribe y, aunque emprendió el largo viaje hasta San José, no llegó a tiempo para abordar el barco que aquel 4 de setiembre partió a escribir la primera página de la historia tricolor.

  • Comparta este artículo
Blogs

Una aventura en blanco, azul y rojo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota