Blogs

Escándalo por arresto del presidente de la Fedefútbol

"Je ne suis pas Eduardo Li", pero al mundo no le importa: el fútbol costarricense se manchó

Actualizado el 27 de mayo de 2015 a las 12:51 pm

Blogs

"Je ne suis pas Eduardo Li", pero al mundo no le importa: el fútbol costarricense se manchó

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Quizás sea apresurado escribir un post de esto cuando aún hay tanto en el aire, pero me pican las manos con tantas noticias, tantas especulaciones, tantos memes.

Ay don Eduardo... ¿En qué bronca se metió? ¿En qué bronca NOS metió? No voy a ser tan irresponsable periodísticamente para, sin esperar resoluciones oficiales, señalar vehementemente que el aún presidente de la Federación Costarricense de Fútbol es culpable de los graves cargos que se le imputan, pero de que esto es increíblemente vergonzoso para nuestro deporte, no hay ninguna duda.

El fútbol tico quedó manchado con solo que el apellido Li apareciera en una sola línea del New York Times, que de paso, reconozco total envidia laboral por desbaratar esta información en exclusiva.

El jerarca del fútbol tico podrá salir bien librado y es más, ojalá lo haga por el bien de esta disciplina, pero aunque eso suceda, costará mucho tiempo quitarnos esta espina. Va a ser un gran estigma, ténganlo por seguro. De que en otros estadios nos van a dedicar canciones, de que nunca más nos darán un torneo internacional, de que un penal mal pitado ya es por soborno...

Joseph Blatter (izquierda) le entregó un banderín a Eduardo Li (derecha) durante el cierre del Mundial Femenino Sub17 2014 en Costa Rica
ampliar
Joseph Blatter (izquierda) le entregó un banderín a Eduardo Li (derecha) durante el cierre del Mundial Femenino Sub17 2014 en Costa Rica (Archivo)

Eduardo Li le dio a abiertamente el apoyo al suizo Joseph Blatter para su reelección en FIFA, la cual puede darse el viernes. 

Para el mundo, Concacaf quedó como un nido de víboras. El área se está enmarcando como si estuviera conformada en su alta cúpula por un puñado de pillos que, como en esas escenas de películas, cuentan dinero en un lugar oscuro, con cigarrillo encendido y risa exagerada (y quien quita que no sea así...). Y para quienes usen lupa para analizar la situación, Costa Rica es parte de la pandilla.

Si no me equivoco, hay una frase que dice algo así como: "hacerse un nombre cuesta mucho, pero ensuciarlo no cuesta nada". Pues me parece que calza a la perfección en este escenario. Es que hasta el orgullo del fin de semana por Andrey Amador ahora se equipara con el sonrojo. Cuando deberíamos estar pensando también en las muchachas de la Selección que debutarán en un Mundial, estamos hablando de estar embarrados en un escándalo de magnitudes históricas. Corrupción, lavado de dinero... Uff, esto es grave, esto cambiará al fútbol para siempre. "Je ne suis pas Eduardo Li", pero sí soy fútbol, sí soy Costa Rica y por eso estoy en shock, por eso estoy dolido.

Eduardo Li figura se encuentra entre los 14 altos oficiales de FIFA que serán procesados por cargos federales de corrupción.
ampliar
Eduardo Li figura se encuentra entre los 14 altos oficiales de FIFA que serán procesados por cargos federales de corrupción. (Archivo)

Eduardo Li, de 57 años de edad, tiene ocho al mando de la Federación Costarricense de Fútbol y aún no había decidido si buscaría ir por otra gestión. 

Contacto. Conozco a Li. Lo entrevisté muchas veces y en alguna ocasión conversamos en lo que en medios se dice "off". Agradable cuando anda de buenas. Cortante cuando anda de malas. Pero nada que filtrara la posibilidad de estar metido en una sucia operación multimillonaria, más allá de la injuriosa y eterna sospecha, en son de broma, hacia alguien con plata.

Lo que pasa es que por alguna extraña razón existe la noción de que cuando entra a la cancha el FBI o bien, las autoridades de Estados Unidos (mucha televisión, seguramente), es porque el sospechoso está "listo para la foto". Que curioso, ¿de ahí vendrá la frase? Es que vean el caso de Minor Vargas: terminará su vida en una cárcel en Florida, pues fue procesado por cargos que involucran a este país norteamericano. No hubo margen. Liquidado desde que fue apresado.

Jajaja, me río para no "ahuevarme". Justo ayer posteé en este mismo blog sobre la buena labor de la Federación Costarricense de Fútbol consiguiendo fogueos de calidad y si eso tenía que ver con la futura inclusión de Li en la mesa de FIFA (el viernes iba a ser nombrado en el Comité Ejecutivo). Seguramente nada tiene que ver; sin embargo, ¡por lo menos se hubiese esperado un par de días este 'guevón' antes de aparecer involucrado en esta novela y regalarme una pifia!

Pero en fin, ya en tono más sepulcral: realmente lo que más me da pánico es que esto sea una bola de nieve, que sea apenas la punta del iceberg y que de a poco toda nuestra estructura futbolística se derrumbe con la caída de más dirigentes. No por ellos, porque el que juega con fuego se va a quemar, sino por este deporte, que tantas alegrías nos dio a todos.

Por ahora, a esperar a ver qué sigue descubriéndose. Seguramente este no será el último post al respecto, porque hoy no se acabará el tema. Menos con los nombres de FIFA y Joseph Blatter rondando por ahí.

¡Suerte Chino!, porque al parecer la necesitará...

  • Comparta este artículo
Blogs

"Je ne suis pas Eduardo Li", pero al mundo no le importa: el fútbol costarricense se manchó

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota