Blogs

Mundial de Brasil 2014

El complicado grupo de la 'Sele' en el Mundial brasileño

Actualizado el 09 de diciembre de 2013 a las 09:29 pm

Blogs

El complicado grupo de la 'Sele' en el Mundial brasileño

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

No me cuesta confesar que me asusté cuando vi el desarrollo del sorteo de la Copa Mundial de la FIFA, que se realizó el pasado viernes 6 de diciembre en un balneario turístico de Brasil, y me quedé perplejo de cómo quedó el grupo D, con la Sele encuadrada contra tres protagonistas históricos de los Mundiales. Repasemos sus sólidos antecedentes. Hace 150 años se formó la primera Federación de Fútbol del planeta y esa entidad se integró en Inglaterra, la tierra donde nació el balompié moderno, con sus reglamentos bien establecidos, y de todo un campeón del mundo, éxito que alcanzó en 1966. Y qué me dicen de Uruguay, dos veces campeón universal (1930 y 1950), actual monarca de la Copa América (2011) y el primer organizador que se atrevió a montar la primera Copa del Mundo hace 83 años, en 1930, luego de que se consagrara monarca olímpico en 1924 y 1928. No olvidemos su histórica hazaña de 1950, en Brasil, cuando 11 valientes uruguayos derrotaron a 200.000 personas reunidas en aquel tiempo en la nueva joya de estadio de Río de Janeiro, para construir la leyenda inolvidable del Maracanazo. ¡Qué momento insospechado, propio de la exclusiva garra celeste, que sorprendió a todos!

Italia festejó su cuarto título mundial el 9 de julio del 2006, con Vincenzo Iaquinta, Fabio Cannavaro, Filippo Inzaghi y Fabio Grosso, tras la final ganada 5-3 en penales contra Francia, en el Estadio Olímpico de Berlín, Alemania.
ampliar
Italia festejó su cuarto título mundial el 9 de julio del 2006, con Vincenzo Iaquinta, Fabio Cannavaro, Filippo Inzaghi y Fabio Grosso, tras la final ganada 5-3 en penales contra Francia, en el Estadio Olímpico de Berlín, Alemania. (AP)

Italia no necesita mucha presentación, porque todos son testigos de que es una nación con estirpe para brillar en los Mundiales. No en vano acumula cuatro cetros mundialistas (uno menos que el pentacampeón Brasil), dos ganados en la antigüedad de la Copa, en Italia 1934 y Francia 1938, y dos en época contemporánea, en España 1982 y Alemania 2006. "Un grupo de terror" escribió el diario El País de Montevideo, Uruguay. Y la verdad que así es, para asustar a cualquiera.Pero, ya un poco más en frío y reflexivo, me gusta el grupo que nos tocó. El más competitivo que hemos tenido desde que participamos en los Mundiales de fútbol en categoría mayor, con dos europeos y un suramericano, como en Italia 1990. ¡Qué emoción será disputar un partido mundialista ante tres campeones del mundo! ¡Qué ambiente puede generarse en estadios modernos y acogedores como los de Fortaleza, Recife y Belo Horizonte, en la tierra del fútbol, Brasil, cuando los aficionados sigan las incidencias de tres grandes potencias del deporte más popular del planeta!

PUBLICIDAD

¡Qué lindo será enfrentarse a las mejores figuras de Uruguay, Italia e Inglaterra, con Luis Suárez, Diego Forlán, Edinson Cavani, Gianluigi Buffon, Andrea Pirlo, Mario Balotelli, Frank Lampard, Wayne Rooney y Steven Gerrard!

Los defensores Luis Marín y Michael Umaña le cierran el camino al gol al astro uruguayo, Luis Suárez. Costa Rica empató 1-1 contra Uruguay en el fallido repechaje mundialista rumbo a Sudáfrica 2010, en el juego de vuelta disputado el 18 de noviembre del 2009, en el Estadio Centenario de Montevideo, Uruguay.
ampliar
Los defensores Luis Marín y Michael Umaña le cierran el camino al gol al astro uruguayo, Luis Suárez. Costa Rica empató 1-1 contra Uruguay en el fallido repechaje mundialista rumbo a Sudáfrica 2010, en el juego de vuelta disputado el 18 de noviembre del 2009, en el Estadio Centenario de Montevideo, Uruguay. (AFP)

Es indiscutible que nunca le hemos ganado a los Azzurri y a los charrúas (la FIFA no reconoce el triunfo 1-0 de 1984, con el gol de Enrique Rivers, por ser en un torneo olímpico) y que abriremos un expediente nuevo con Inglaterra, como el rival número 61 de la historia que sumará la Tricolor, desde que tuvo su estreno internacional de selecciones clase A, en 1921.

Ante la Celeste, Costa Rica celebró ocho encuentros, de acuerdo a las estadísticas oficiales de la FIFA; el balance es favorable a los suramericanos, con seis victorias, ninguna derrota y dos empates. Y ante la Squadra Azurra, solo hay un juego internacional clase A registrado, que fue un amistoso antes del Mundial de 1994, en New Haven, Connecticut (Estados Unidos), que fue ganado 1-0 por los europeos, posteriores subcampeones del mundo en la Copa Mundial.Sin dejar de reconocer que será un desafío complicadísimo, hay que valorar que Brasil 2014 será una oportunidad increíble y una vitrina única para que nuestros jugadores se luzcan y pongan todo su talento al servicio de un papel digno e inolvidable, en la gran fiesta del mundo del balón, apegados a la estrategia de un estudioso del fútbol como Jorge Luis Pinto.

El propósito será repetir grandes jornadas como las que se dieron recientemente en los amistosos contra España (2-2), Gales (1-0) y Venezuela (2-0), o en la eliminatoria, como los dos ante México (0-0 allá y 2-1 aquí) y el de Estados Unidos (3-1) en nuestro país.La presión la tendrán nuestros rivales, desgastados por una temporada europea infernal y las inclemencias de un clima caluroso que los recibirá en Brasil, en junio del 2014, obligados siempre a ganar; mientras que nosotros podemos aprovecharnos de que, entre estos equipos, se quitarán puntos entre sí. "A río revuelto, ganancia de pescadores", dice el proverbio. No tengo dudas de que el "D" será un grupo en la que estas selecciones sumarán pocas unidades y que la Sele escribirá para la historia un papel imborrable, como hace casi 24 años lo edificaron los muchachos guiados por un maestro del banquillo, Velibor Bora Milutinovic. Ojalá sea así.

  • Comparta este artículo
Blogs

El complicado grupo de la 'Sele' en el Mundial brasileño

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota