Blogs

Modestia incluida

Actualizado el 07 de octubre de 2013 a las 02:17 pm

Blogs

Modestia incluida

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Wálter López dirigió el encuentro de Costa Rica ante El Salvador, del 8 de junio del 2012.
ampliar
Wálter López dirigió el encuentro de Costa Rica ante El Salvador, del 8 de junio del 2012. (Archivo)
Cuando atendí la llamada, oí una voz sumamente preocupada.

“Hola amigo, me urge una reacción suya sobre el extraño cambio de árbitro para el partido entre México y Costa Rica. ¿Qué opina usted de esto?

Me pareció que el redactor de un medio mexicano requería que le dijera que en tiquicia estábamos preocupados, tal vez hasta molestos por esta decisión que tomó la FIFA a última hora.

El pasado jueves, el guatemalteco Wálter López fue designado para dirigir el partido eliminatorio que se realizará el 15 de octubre en el Estadio Nacional de La Sabana. El chapín sustituirá al surinamés Enrico Winjgaarde.

No cabe duda de que el cambio es sorpresivo y arbitrario, algo propio del proceder del ente rector del fútbol mundial.

Me temo que mi respuesta, a pocos minutos de conocerse la noticia, no llenó las expectativas del comunicador azteca.

Con frialdad le dije: “A nosotros no nos interesa el árbitro, si lo cambian o no, incluso, si la FIFA lo desea, puede nombrar a un réferi mexicano”.

De inmediato, al otro lado de la línea y con cierta resignación (o desconsuelo), me consultaron: “¿Y por qué?”

“Diay muchacho, no ve que ya nosotros estamos clasificados y podemos perder 20 a 0, que igual vamos al Mundial de Brasil”.

Hubo un momento de silencio, y no provocado por mí. Me imagino que esto, sin quererlo yo, fue un gancho al orgullo azteca.

Nunca me ha gustado ser pedante, exhibir trofeos y mucho menos sacarle provecho a una situación de ventaja.

Pero confieso que me sentí muy cómodo en esa conversación, con esa seguridad que brinda el tener sellado el boleto a la cita planetaria.

David Faitelson trabaja para la cadena ESPN.
ampliar
David Faitelson trabaja para la cadena ESPN. (Archivo)

Créanme que por mi mente pasó el verbo encendido del infumable David Faitelson, ese terrorista de la palabra, ese que se siente muy fuerte ante la cámara pero que nunca reconoce valor alguno al rival. En fin, ese que sin medir su lengua afirmó antes de iniciar la eliminatoria que México no tenía rivales, que clasificaría caminando, que más bien la dirigencia azteca debía pensar en cambiar de confederación para elevar el nivel de los manitos.

PUBLICIDAD

Lo siento por mexicanos, hondureños y panameños, los cuales, me imagino, se comen las uñas a falta de dos fechas para terminar la eliminatoria, pues irremediablemente uno quedará fuera, otro deberá jugar una repesca con Nueva Zelanda y el tercero acompañará a Estados Unidos y Costa Rica en Brasil 2014.

Claro que no me agrada el juego defensivo de la Selección, que su fútbol no es gran cosa, que si no hay un cambio seremos fácilmente eliminados del Mundial, pero es sabroso saber que, por lo menos, ya tenemos el boleto en el bolsillo.

Aquí les dejo algunas "perlas" del "Goliath" azteca

  • Comparta este artículo
Blogs

Modestia incluida

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota