Blogs

El sinsentido de pedir homologar todos y cada uno de los celulares

Actualizado el 05 de noviembre de 2014 a las 10:28 am

Blogs

El sinsentido de pedir homologar todos y cada uno de los celulares

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Yo estoy a favor del proceso de homologación, como lo he explicado anteriormente. Es un mito decir que el precio de los celulares aumenta lo que aumenta cuando llegan a Costa Rica por la homologación. No, señores, el precio aumenta por los impuestos y por la usura, no por la homologación.

Me entero este miércoles que Consumidores de Costa Rica quería una sanción para la venta de celulares no homologados en Costa Rica. El Ministerio de Economía le secunda y dice que el actual proceso de homologación deja desprotegidos a los usuarios.

Empecemos porque los operadores de telefonía están obligados a vender solamente teléfonos homologados. Estos operadores colocan la mayoría de los aparatos. Así, el problema es para un pequeño grupo.

Segundo, ha habido una millonaria campaña de información para meterle al consumidor en la cabeza las ventajas de la homologación, por lo cual buena parte de la población ha escuchado del tema. ¿Están diciendo que tantos millones no sirvieron de nada?

Tercero, en Costa Rica ya existe legislación sobre garantía. Si yo compro un producto (celular) y luego este no funciona como es debido (no se conecta a la red), entonces me lo deben cambiar. Que al tico le dé miedo exigir sus derechos y que el Estado sea ineficiente en defenderlo, eso es otro tema.

Sutel subcontrata el proceso de homologación a dos laboratorios.
ampliar
Sutel subcontrata el proceso de homologación a dos laboratorios.

La propuesta del MEIC de que Sutel no haga la homologación de modelos generales, sino de unidades individuales no tiene sentido. Eso sí que sería caro. Sabiendo cuáles son las características comunes de los modelos homologados, los operadores y los vendedores independientes pueden en la actualidad traer los modelos que saben que funcionarán sin ningún problema y sin violar la legislación tica, en las cantidades que quieran.

Además, se debe preservar la libertad de que yo como consumidor pueda comprar el celular que quiera, independientemente de que no esté homologado porque la Sutel se ha atrasado en el proceso, porque los operadores no quieren distribuirlo o porque el fabricante no lo quiere vender directamente en el país. Si yo sé que el teléfono teóricamente funciona (lo cual no es muy difícil de averiguar, no es necesario un doctorado en electrónica), tengo derecho a comprarlo o a venderlo incluso.

Lejos de querer cuidar a los consumidores como si fueran mamá y papá, la Asociación de Consumidores y el MEIC más bien deberían educar a los compradores.

El MEIC indica que la mayoría de quejas de consumidores se dan porque les vendieron celulares reconstruidos en lugar de nuevos. ¿Y esto qué tiene que ver con la homologación actual? Si yo me entero de que compré algo recontruido o viejo creyendo que era nuevo y a precio de algo nuevo, entonces fui engañado. La estafa ya está tipificada en Costa Rica porque no nació con la llegada de los celulares. Los comercios que estafan a sus clientes deberían ser clausurados, ¿no? Ya se puede actuar en estos casos, entonces. ¿Qué hace el MEIC? ¿Está promoviendo los cambios en la legislación necesarios para que los estafadores reciban un buen castigo si es que aún no está estipulado?

Lo mismo aplica para otros problemas de calidad: si yo adquiero un televisor, una licuadora o un automóvil y a los tres días no funciona correctamente, regreso a la tienda y pido que me lo cambien, ¿no? ¿O es que el Estado revisa cada tele, olla arrocera y microondas que se vende en este divertido país y no nos hemos enterado?

  • Comparta este artículo
Blogs

El sinsentido de pedir homologar todos y cada uno de los celulares

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota