Blogs

Buscadores

El derecho al olvido no existe, la censura sí

Actualizado el 05 de agosto de 2014 a las 01:53 pm

Blogs

El derecho al olvido no existe, la censura sí

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Pablo Fonseca Q.

¡Olvídelo!, ¡bórrelo de su memoria y de la memoria colectiva!, ¡haga como si nunca se hubiera enterado!...

El derecho al olvido no existe. Nadie tiene derecho a decirnos a mí o a usted (mucho menos a la sociedad entera) que debemos olvidar algo por alguna razón. No existe una manera de hacerlo... al menos en este momento.

Una sentencia del Tribunal Europeo considera que las personas sí tienen "derecho al olvido" ante los buscadores. Si usted considera que el resultado de una búsqueda relacionada con su nombre no tiene importancia o le afecta porque fue algo que pasó muchos años después y en su opinión ya no tiene relevancia, entonces puede solicitar a Google el retiro del enlace.

Google ya ha dado trámite a miles de solicitudes, pero nadie está olvidando nada, sino que se está censurando Internet. Y no la está censurando el Tribunal Europeo, sino una empresa privada que analiza la solicitud y, sin explicar cómo realmente, define si una solicitud es válida o no.

Europa es una sociedad defensora de la privacidad y la sentencia de este Tribunal no es del todo sorpresiva. Sorprende que no se hayan sentado a analizar a quién le están dejando el manejo de la privacidad. Pusieron a los lobos a cuidar a las ovejas, a los buscadores a definir cuándo y cómo censuran material sobre las personas.

Google es el buscador más importante del mundo.
ampliar
Google es el buscador más importante del mundo.

Muchas aristas de este caso me generan dudas. Si un resultado relacionado con mi nombre no tiene importancia, ¿para qué voy a pedir que lo eliminen?; lo que yo considero que es "viejo" pero me está afectando, ¿no puede ser al final de interés público?.

También se da el problema de la evolución de la persona y el hecho que cada día mayor parte de nuestra vida queda registrada en línea. Supongamos que soy una persona pública que después de muchos años quiere estar en el anonimato, ¿no se pierden referencias históricas valiosas al eliminar material de los buscadores? Supongamos que soy un anónimo que busca un puesto público, ¿no es un derecho de la ciudadanía saber cuál fue mi pasado?

Lo más absurdo de todo es que, aunque un buscador borre un enlace, eso no quiere decir que el material dejará de existir, porque el buscador simplemente da referencias de sitios. Si Google elimina un link el cual yo tengo interés que se difunda entre una población específica, sería suficiente con gastar unos $100 de publicidad en Facebook (suponiendo que quiero llegara unas 250.000 o 300.000 personas, lo cual es bastante en el contexto costarricense). También tendría a Twitter para difundir contenido.

Las generaciones más jóvenes tal vez nunca los hayan utilizado, pero en las bibliotecas existían (existen, en realidad, pero las bibliotecas a veces parecen cosas del pasado) unos grandes armatostes con ficheros que dan referencia a un libro, a una foto o a un artículo de periódico, por ejemplo. Algunos de esos ficheros tienen referencias de personas, algunas muy conocidas, otras no tanto. También existen ficheros sobre eventos (desde celebraciones patrióticas hasta asesinatos, en Costa Rica y en el mundo). En las fichas uno encuentra nombres de muchas personas vinculadas y en los materiales referenciados, el detalle de por qué se las menciona. ¿A quién se le ocurriría pedir a las bibliotecas que boten esos ficheros porque su información afecta a una persona o porque es información muy vieja y ya no tiene relevancia?

Google es el fichero más importante del mundo. No solo no es perfecto, sino que algunas de sus decisiones son muy cuestionables, pero es la puerta de entrada para tener acceso a contenido para millones de personas todos los días. Censurar el material que ofrece es un daño para toda la sociedad.

  • Comparta este artículo
Blogs

El derecho al olvido no existe, la censura sí

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota