Blogs

Redes Sociales

Whatsapp, la red social de facto que amenazaba a Facebook

Actualizado el 20 de febrero de 2014 a las 09:35 am

Blogs

Whatsapp, la red social de facto que amenazaba a Facebook

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Pablo Fonseca Q.

En el mundo digital las cosas no son lo que son y no sirven para lo que sus creadores dicen que sirven: son lo que los usuarios dicen que son y sirven para lo que los usuarios le encuentren utilidad.

Uno de los grandes ejemplos de esta realidad es Twitter. Nacida como una red de microblogueo para decir lo que estábamos haciendo en un momento específico, Twitter comenzó a ser utilizado por sus usuarios para compartir noticias, realizar denuncias y visibilizar lo que los medios de comunicación tradicional no pueden o no quieren visibilizar. Cuando comenzó a ser utilizado de esa manera de forma consistente, allá por el 2009, fue cuando realmente comenzó a convertirse en la red social y en la empresa que conocemos hoy. Hoy es cualquier cosa, menos un simple sitio de microblogueo.

El otro gran ejemplo, aún en evolución, es Whatsapp. Nacido como un sistema de mensajería que "se brinca" a los operadores tradicionales gracias a Internet y permite una comunicación a costos mucho más bajos, Whatsapp es hoy mucho más que eso y se estaba convirtiendo para muchos en una red social de facto.

Facebook anunció la compra de WhatsApp el 19 de febrero del 2014 /// AFP
ampliar
Facebook anunció la compra de WhatsApp el 19 de febrero del 2014 /// AFP

Aunque con limitaciones, Whatsapp permite el intercambio de información de una manera mucho más controlada que con Facebook (empezando porque no tiene tantos usuarios). Por ejemplo, no sería de extrañar que, si usted es usuario de esta red, ya tenga un grupo llamado "Familia", otro "Trabajo", otro "Amigos del cole", y así sucesivamente. Usted comparte en cada grupo lo que considera que es de interés para cada público y recibe en cada grupo información que puede ser muy personal, pero que sabe que no corre el mismo riesgo de difusión descontrolada que en Facebook. Los mensajes individuales quedan siempre como mensajes individuales en la relación uno-a-uno tradicional de un sistema de mensajería. 

Es cierto, Facebook permite desde hace mucho crear grupos, pero conozco solo dos o tres personas que utilizan estas listas de forma sistemática y constante. La verdad es que el grueso de las personas publica en Facebook lo que está dispuesta a que vean todos sus contactos (Fulano publica en el muro de Zutano: "Me podés llamar?" y usted se entera innecesariamente).

PUBLICIDAD

Es más, existen personas que incluso realizan sus publicaciones de forma completamente pública y que puede ser leídas por personas que ni siquiera sean sus contactos, algo imposible con Whatsapp, que también permite borrar toda una conversación con un contacto de manera rápida y sencilla, sin dejar huellas. 

Ya estamos al tanto de que los adolescentes y jóvenes se sienten cada vez más incómodos con Facebook, una red que tiene la desventaja adicional de estar metiendo publicidad según sus gustos o sus características, y parte de la estrategia al comprar el "sistema de mensajería" (ya vimos que es algo más que eso) es tener en su círculo a un competidor (o al menos un potencial fuerte competidor).

La tarde que se dio la noticia, leía en Twitter a personas que pensaban abandonar Whatsapp en favor de alternativas como Telegram, Line o Viber, por ejemplo, tratando de huir de este vampiro-chupa-información-personal que es Facebook. Yo aún no tengo claro si lo haré. Lo que sí tengo claro hace mucho es que Facebook lo debo usar lo menos posible y, si no he cerrado mi cuenta definitivamente aún, ha sido por motivos exclusivamente laborales. En todo caso, antes de dejar Whatsapp, usted debería dejaría Facebook. 

  • Comparta este artículo
Blogs

Whatsapp, la red social de facto que amenazaba a Facebook

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota