Blogs

Las 10 mejores técnicas para perder peso

Actualizado el 27 de agosto de 2016 a las 09:00 am

Blogs

Las 10 mejores técnicas para perder peso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cada vez más gente está buscando un acercamiento integral para la pérdida de peso ya que están cansados del acercamiento tradicional en donde se tiende a enfocar en el conteo de calorías, medir y pesar la comida, así como comer bajo en grasa.

Desafortunadamente el ser humano es muy complejo y para una meta como la de perder peso hay múltiples factores involucrados, además de la alimentación, que rara vez son considerados y mucho menos, manejados.

Muchas veces la frustración se da cuando la persona siente que está haciendo mucho por mejorar pero no experimenta un avance correspondiente a sus esfuerzos...siempre en este tipo de casos el problema es uno de estrategia, es decir, esfuerzos que se encuentran desenfocados o se están realizando equivocadamente, algo comparable a remar con todas sus fuerzas en una canoa pero esta se encuentra en dirección río arriba.

Con unos 19 años de experiencia con clientes y pacientes le presentamos una serie de Principios Fundamentales de la Salud, es decir, las cosas que todo ser humano hace de manera diaria pero que dependiendo de la dirección en que las haga termina obtiener salud o disfunción, y esos Principios los hemos sistematizado en una Filosofía llamada

"Las 10 estrategias Biológicas pera verse en forma, sentirse feliz, libre y saludable" que en otras palabras, representan el compendio ideal para perder peso, entre otras cosas, en donde se le educa para que tome en cuenta todos los factores que están involucrados en su meta, tanto desde la perspectiva física como la mental y emocional.

La sobrecarga de estrés pone al cuerpo en un modo de defensa.

Las 10 Estrategias Biológicas van enfocadas a disminuir los niveles de inflamación corporal que son la base de los padecimientos crónico - degenerativos, entre los que se encuentra el sobre peso, mismas que se explican a continuación de manera breve ya que en futuros blogs estaremos desarrollando cada una de ellas con planes de acción específicamente diseñados para ayudarle a impulsar su salud de manera rápida y efectiva.

Luz Solar: el ser humano depende de la luz solar para bajar la inflamación y lograr equilibrio emocional a través de la vitamina D.

Ciclos de sueño: así como en el día hay desgaste, siempre debe ocurrir un equilibrio con la noche para recuperarse adecuadamente. Por ejemplo, las personas que duermen menos de 6 horas al día tienen un aumento de un 50% en el riesgo de sufrir de obesidad.

Electromagnetismo: diariamente hay un desgaste corporal e inflamación por exceso de microondas ambientales provenientes de los aparatos de comunicación y la tierra nos ofrece una energía gratuita que nos recarga y desinflama.

Pensamientos: la forma en que actuamos está programada en nuestro subconsciente y cuando no obtenemos lo que deseamos en términos de salud o nos auto boicoteamos a la hora de perder peso, excluyendo aquí causas infecciosas y estrictamente genéticas innatas, hay evidencia de que al reprogramarnos en relación a esta meta y otras más, el cuerpo, sin que nos demos cuenta, comienza a hacer acciones consistentes con el nuevo resultado deseado reprogramado, sea éste en beneficio de la salud, relaciones, trabajo, etcétera.

Respiración: tan solo por una mala mecánica respiratoria (85% de las perosnas la tiene así), se puede mantener activo el sistema de estrés fisiológico, algo que provoca una tendencia a almacenar grasa indeseada y esto se corrige con una práctica consciente diaria.

Hidratación: más de la mitad de nuestro cuerpo es agua y el estar deshidratado crónicamente puede provocar que se consuma más comida de la cuenta cuando en realidad lo que tiene es sed, así como el mal funcionamiento de virtualmente todos los sistemas corporales.

Alimentación: la gran mayoría de las personas tiene una estrategia alimentaria pro inflamatoria quedesafortunadamente es la que se estimula por parte de la perspectiva nutricional tradicional, es decir, muy alta en carbohidratos, mediana en proteínas y muy baja en grasas, esto debido en parte al paradigma ya desestimado de que la grasa saturada y el colesterol son los responsables de la enfermedad cardiovascular. Esta estrategia le educa objetivamente sobre el tema para buscar provocar una transición metabólica que permita que el cuerpo funcione a partir de grasa (consumida y almacenada), en lugar de glucosa (un carbohidrato).

Termogénesis: todo mamífero está programado para experimentar un invierno frío, sin embargo, en la actualidad controlamos la temperatura ambiental, ya sea por calefacción o abrigos. Esto hace que una fase importantísima de utilización de grasa para generar calor, recuperación y desinflamación anual no se experimente.

Manejo de estrés: la sobrecarga de estrés pone al cuerpo en un modo de defensa en donde los procesos de regeneración se disminuyen y el cuerpo tiende a acumular agua y grasa junto con un aumento del apetito. El estrés no se puede evitar pero si se puede interiorizar de maneras alternas para desviar los efectos negativos usuales que este genera.

Movimiento: el ser humano cada vez se mueve menos gracias a los avances tecnológicos y la fisiología tiene un precio que pagar cuando esto sucede. Es importante, por lo tanto, establecer una rutina de movimiento y en este sentido las opciones son muy amplias.

respiración

Una vez que estos principios con su estrategia correspondiente son corregidos es fácil ver y sentir como su cuerpo empieza a dar un giro en la dirección correcta hacia la conquista de su salud y bienestar como verdaderamente lo merece.

Síganos en futuros blogs donde daremos consejos de cómo solucionar padecimientos comunes a través de las 10 Estrategias Biológicas.

  • Comparta este artículo
Blogs

Las 10 mejores técnicas para perder peso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota