Blogs

¿Por qué nos importan los abejones de mayo, y en sí los escarabajos?

Actualizado el 09 de mayo de 2016 a las 06:17 pm

Blogs

¿Por qué nos importan los abejones de mayo, y en sí los escarabajos?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Dado que los abejones de mayo revolotean por estos días con el inicio de la estación lluviosa, vale la pena resaltar algunos de los servicios ecosistémicos que brindan estos insectos y en general, los escarabajos.

Los escarabajos son los organismos más diversos en el planeta con más de 300.000 especies y su papel es clave en el mantenimiento del ecosistema.

"Reciclan madera, estiércol o frutas, polinizan plantas, ayudan con la fertilidad del suelo... en fin, hacen de todo. Los servicios ecosistémicos que prestan son incontables", me dijo una vez Bert Kohlmann, investigador de la Universidad Earth, cuando recién había terminado de describir la colección del Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio), la cual está hoy en manos del Museo Nacional de Costa Rica.

Galissus nigrescens son escarabajos longicornios (largas antenas). A la izquierda, la hembra, y a la derecha, el macho. | MARVIN CARAVACA
ampliar
Galissus nigrescens son escarabajos longicornios (largas antenas). A la izquierda, la hembra, y a la derecha, el macho. | MARVIN CARAVACA

Por ejemplo, Galissus nigrescens -descrito por investigadores en Limón- es un insecto diurno que está presente en la época del año comprendida entre los meses de mayo y agosto. Vive en las copas de los árboles Casearia arborea y Tuerckheimii coccoloba a una altura entre 15 y 25 metros. Este escarabajo se alimenta de las flores y, por esta razón, se desempeña como polinizador.

Estos insectos pueden ser tan generalistas o tan especializados como deseen para adaptarse al hábitat, de ahí su diversidad.

"Una característica especial de su anatomía es la de poseer un cuerpo compacto y duro, y élitros. Estas son unas estructuras duras que corresponden al primer par de alas de todo insecto, pero que no les sirven para el vuelo sino para proteger su cuerpo; el otro par de alas membranosas sí las usan para volar, pero cuando están en reposo se guardan plegadas bajo dichos élitros", explicó Rodrigo Gámez, fundador del INBio, en su blog.

"Manteniendo ese diseño básico, los escarabajos varían en su forma, tamaño y color. Según la especie, pueden tener estructuras muy llamativas como cuernos, mandíbulas, antenas, patas enormes y variadas protuberancias. Su tamaño varía de lo casi microscópico (menos de un milímetro) hasta los 16 centímetros, como los enormes cornizuelos. Sus diferentes colores van desde tonalidades oscuras opacas, a combinaciones tipo arlequín, o a atractivos dorados o plateados metálicos", agregó Gámez.

De hecho, esas características los hacen interesantes a los ojos de la ciencia, más cuando se trata de desarrollar materiales biomiméticos, es decir, inspirados en funciones biológicas que yacen en la naturaleza.

En el país existen unas 70 especies de abejones.
ampliar
En el país existen unas 70 especies de abejones. (Archivo)

Pongamos de ejemplo a los abejones. Este es el grupo más diverso de escarabajos en Costa Rica, con aproximadamente 40.000 especies. Algunas de estas poseen tonalidades metálicas que les permiten camuflarse en la vegetación porque reflejan su entorno, pero ellos poseen unos filtros en sus ojos que les permiten reconocerse entre sí al verse más oscuros.

De hecho, y con el inicio de las lluvias, los abejones del género Phyllophaga salen de la tierra -donde estuvieron escondidos durante un año- para reproducirse. Cuando hablamos de abejones de mayo, nos referimos a unas 70 especies cuyos ejemplares miden entre 1 y 1,5 centímetros de largo.

infografia

Las hembras yacen en hojas o ramas, los machos -atraídos por las feromonas- revolotean a su alrededor. Tras la cópula, la hembra se entierra y pone sus huevos en la tierra húmeda. A los pocos días, nace la larva que se alimenta de las raíces de las plantas.

Al finalizar la época lluviosa, las larvas se convierten en pupas y luego en adultos. Estos últimos se mantienen inactivos dentro de una cámara (conocida como cedal pupal) que yace bajo la tierra. Salen de su escondite cuando vuelven a sentir el agua de lluvia.

Lamentablemente, la diversidad de escarabajos -especialmente los abejones- se ve amenazada por las variaciones climáticas, el uso de plaguicidas y la reducción de la cobertura forestal.

Su pérdida nos está dejando sin tiempo suficiente para aprender de ellos, sobre sus habilidades para manejar residuos o artes del camuflaje.

  • Comparta este artículo
Blogs

¿Por qué nos importan los abejones de mayo, y en sí los escarabajos?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota