| En la búsqueda del autor de un poema inolvidable

Taka tum tum táka taka tum

1968
ampliar

Taka tum a finales de los sesentas.

Un buen día en la prehistoria, a mi madre se le ocurrió la maravillosa idea de moverme a una escuela bilingüe. Gud morning.

Mientras que aquella inspiración materna fue crucial en mi vida, felizmente también me condujo a un pronto y breve encuentro con creatividad, ingenio y atrevimiento. Tum, tum.

Fue en aquel Colegio Metodista del Barrio La Granja muy a finales de los sesentas, cuando llegó a mis manos una publicación con un librillo cargado de poemas. Entre otros, uno de ellos decía algo lejanamente así:

Taka tum tum táka taka tum. 

Katún, tum taka katún katún, 

Tum, taka túuuuuuun, tún

kata tum taka kata tum tum tún. 

Taka tum tum táka taka tum.

No me atrevo a agregar una línea adicional, pues solo guardo reflejos de aquella idea. Tampoco me arriesgo a echar a perder con mi mal intento, el asombro que me generó aquel poema fonético, hecho de palabras armadas con pocas vocales y gran sonoridad, ritmo y tonalidad. Taka tum no tenía un significado visible y parecía haber sido diseñado para ser un poco música, un poco verso y mucho deleite por el simple atrevimiento. Tika tar, tín tín. 

"El sonido de una palabra lleva implícita la carga semántica y/o sentimental de la idea" Karl Lowenbach

La poesía experimental publicada no era precisamente una aliteración y puede haber sido parte de una moda, aunque de esto sabrán los expertos. Entiendo que reflejaba una vertiente foneticista de la vanguardia poética en aquellas épocas, como también nos permitía descubir la genialidad de quien le creó con alegría, curiosidad y sin miedo al ridículo o al fracaso. Aquel poema me llenó de asombro y cautivó mi imaginación temprana, por lo que resuena tum una pregunta tum tanto como tum el mismo  taka tum: ¿Quién lo habrá escrito?

Tengo una vaga idea de un  taka tum creado por un joven unos dos o tres años mayor que yo, y que tenía Alonso por nombre o apellido. Muchas veces he preguntado por esta persona que, sin proponérselo, me obsequió una pronta experiencia de influencia e inspiración. ¿Qué será de esta persona creativa y valiente?

Así las cosas, la idea es rescatar aquella poesía recordada con un taka tum, y a la vez, honrar la influencia de su autor. Si tenés información del  taka tum tum táka taka tum, te agradeceré compartirla en este blog. ¿Habrá escrito más poesía?

Ojalá que sí.

Chan, chán.





Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

La Nación: Taka tum tum táka taka tum

Otros posts

Últimas noticias