Blogs

Italia 90, la película, cine nacional que resguarda nuestra memoria.

Actualizado el 22 de junio de 2014 a las 10:45 pm

Blogs

Italia 90, la película, cine nacional que resguarda nuestra memoria.

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Italia 90, la película continúa llevando público a las salas de cine.
ampliar
Italia 90, la película continúa llevando público a las salas de cine.
Hace casi un cuarto de siglo, Costa Rica vivió su página futbolística más gloriosa hasta la fecha. En el pequeño pueblo de Mondoví, Italia, el sueño de un pequeño grupo de futbolistas llenó de alegría los corazones de los entonces dos millones de costarricenses.

Quienes tenemos edad para recordarlo, recordamos como si fuera apenas ayer dónde estábamos aquellos días del que se convertiría en un mágico verano italiano. En el gimnasio del colegio vi el primero de los partidos: el triunfo ante Escocia con gol de Juan Arnoldo Cayasso.En casa de uno de mis mejores amigos, en Cedros de Montes de Oca, nos reunimos tres de nosotros para ver la histórica clasificación a la segunda fase mundialista, tras el triunfo de dos por uno ante la selección de Suecia, con goles de Róger Flores y Hernán Medford.Luego de aquel juego, sin duda el más impactante de aquellas justas para la selección tica, salimos a la calle y una familia de desconocidos nos llevó en su auto hasta la calle de Los Yoses, en donde por horas gritamos y celebramos como nunca antes lo habíamos hecho; esa era la atmósfera que se vivía aquel día en nuestra patria. Todo el país celebraba.Mientras tanto, un niño de apenas ocho años vivía intensamente aquella misma hazaña; desde entonces, aquellos momentos no se alejaron de su mente. Veinticuatro años después, Miguel Gómez, nos presenta Italia 90, la película.Hace unos años, cinco quizás, Miguel me habló de este proyecto. La idea siempre me pareció estupenda: sobre todo me encantaba la escena final que tenía en mente. Ahora que va en camino de convertirse en la película nacional más taquillera de la historia, no dejo de alegrarme porque el público recompense el trabajo de uno de los cineastas más talentosos, valientes y propositivos de nuestro cine.ITALIA 90, la películaEn esta ocasión, Miguel escoge narrar su historia de forma cronológica. Utilizando el recurso del flashback apenas lo justo, el cineasta nos lleva por el camino a Italia 90. Su recorrido empieza con el gol clasificatorio a nuestro primer mundial mayor. Anotado por Pastor Fernández en el vetusto Estadio Nacional que ahora sobrevive sólo en la memoria, aquel gol marca el inicio de aquella y desde ahí comienza a hilvanar un tejido uniforme en el que el humor y el drama se van finamente intercalando.Diálogos precisos y naturales (la barrera que el cine tico rompió finalmente con la primera película de Gómez en 2008, El cielo rojo) son la tónica de todo el metraje. En ellos, el fino humor de Gómez se asoma, al tiempo que nos lleva por un sinnúmero de emociones conforme la trama se lo pide. La fotografía, tomando mano a la gramática de un lenguaje que el director cada día domina más, nos mantiene atentos durante toda la película.Construir personajes que todos creemos conocer, como es el caso de algunas de las figuras más visibles de aquel equipo que nos representó en Italia, no es tarea sencilla. Son personas que hemos tenido en nuestra mente por muchísimo tiempo y a quienes nuestra mente ha guardado en su versión más heroica. Mauricio Montero, Gabelo Conejo, Juan Arnoldo Cayasso, Claudio Miguel Jara, Ronald González, Hernán Medford, Roger Flores, Róger Gómez, Héctor Marchena, German Chavarría, Bora Milutinovic… todos son nombres y rostros que identificamos aún después de tantos años. Así que el encarnarlos, además de ser un trabajo complejo por sí mismo, lleva a sus espaldas la carga de los millones de ticos que les hemos tomado un cariño que con los años no hace sino crecer. Pero el manejo de actores es otro de los fuertes de Miguel Gómez. Por ello, cuando Miguel nos va presentando a cada uno de los héroes de aquella selección, nuestra mente va completando el rompecabezas que el corazón ya tenía prácticamente terminado. Ese, el manejo actoral, es otro de los fuertes del director josefino.

En el que se convertiría en el primer triunfo costarricense en un mundial, el partido contra Escocia marcó el debut tico en la máxima justa futbolística. En la fotografía, Héctor Marchena y Ronald González, protagonistas de la gesta italiana.
ampliar
En el que se convertiría en el primer triunfo costarricense en un mundial, el partido contra Escocia marcó el debut tico en la máxima justa futbolística. En la fotografía, Héctor Marchena y Ronald González, protagonistas de la gesta italiana.
Al ritmo de Italia 90
Italia 90, la película es un viaje a nuestros recuerdos más queridos, a la memoria colectiva de una nación que deportivamente tiene pocos hitos que se le asemejan, y que cada cuatro años se ilusiona con superar. Es, además, el enlace entre dos generaciones: aquellos de más de 30 años que recordamos Italia 90 como si fuera ayer y quienes hasta ahora, con esta película, logran entender las razones que hacen de aquel verano italiano el más mágico de todos.Por ello, el recordar la gesta mundialista no es sólo revivir lo que el fútbol nos dio hace 24 años. Más que eso, es compartir con nuevas generaciones lo que las palabras se quedan lejos de describir. La música de aquellos años, más el trabajo impecable del músico Federico Miranda en la banda sonora, se hermanan y hacen de las capas de sonido un protagonista más que nos lleva de la mano a lo largo del metraje.Las tomas originales tomadas por los propios jugadores al interior de los camerinos, de camino a los estadios y en los distintos momentos en los que el tiempo les dejaba un respiro, añaden una inusual mirada que hasta ahora estamos conociendo. En el trabajo de edición, Gómez también un trabajo impecable. En ningún momento la cinta decae en su ritmo y más bien, cada instante nos ofrece una nueva sorpresa de una historia que todos creíamos conocer.Salvo algunas fallas en la escogencia de algunos extra, me refiero específicamente a aquellos jugadores de los equipos rivales, en los que ciertamente Gómez no fue tan minucioso como pudo haberlo sido, Italia 90, la película ya ha dejado su impronta en el imaginario audiovisual de nuestro país. Miguel Gómez, a sus escasos 31 años, sigue siendo el cineasta costarricense más prometedor con el que me haya topado en las pantallas ticas. Su trabajo en cada nueva película tiene una curva ascendente evidente. Y más importante que eso, su trabajo ha ido marcando el derrotero del cine costarricense.Si los cineastas ticos que finalmente llevan su obra a la gran pantalla fueran nuestros representativos patrios, Miguel Gómez sería, sin duda, nuestra mejor versión. Porque hay algo cierto en el cine de Gómez: su única barrera es la que él mismo se imponga.

  • Comparta este artículo
Blogs

Italia 90, la película, cine nacional que resguarda nuestra memoria.

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota