Blogs

Dorotea, o la simiente de mi memoria cinematográfica

Actualizado el 05 de octubre de 2014 a las 06:10 pm

Blogs

Dorotea, o la simiente de mi memoria cinematográfica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Dorotea se cuela en una relojería para echar atrás las manecillas de cada reloj, sin saber que así comenzará su más grande aventura.
ampliar
Dorotea se cuela en una relojería para echar atrás las manecillas de cada reloj, sin saber que así comenzará su más grande aventura. (Credito 2)
La primera memoria cinematográfica que tengo me lleva a algún momento hacia finales de la década de los años setenta, cuando contaba entre tres y cinco años. Tiene que ser por ahí, porque lo que retiene mi memoria es mínimo: simplemente la historia de una niña, Dorotea, y su amigo, un loro, que viven la más extraña aventura cuando ella, viéndose que iba tarde para la escuela, devuelve las manecillas de un reloj y el tiempo empieza a caminar hacia atrás. Inevitablemente, Dorotea empieza a ser cada vez más y más pequeña hasta convertirse en un bebé y bueno… hasta ahí llega mi recuerdo... De alguna forma el loro (que hasta ahora descubro que responde al nombre de Koko) la salva y todo vuelve a la normalidad.

Marito Mortadela tocó sus primeras notas en la parada de Guadalupe en San José, antes de trasladarse a la avenida central. (Archivo /Garret Britton)

Por años, busqué y pregunté y repregunté por aquella fábula que al día de hoy sólo yo parezco recordar. Hace un tiempo, me encontré en un sitio en el que no entiendo ni papa, pues está en un idioma que no conozco, los videos de aquella pequeña Dorotea. Resulta, con lo que sé ahora, que se trataba de una serie de cortos checos que seguro vimos los hijos de los camaradas de aquella época; eso sí, estoy casi seguro de que los vimos en la Sala Garbo. Ahora, más de tres décadas después de que aquel recuerdo se afincara en mi mente y fuera recurrente cada vez que pensaba en la magia del cine y qué me enganchó a ella, quisiera compartir con ustedes, y ojalá ustedes con sus hijos o sobrinos, las aventuras de la pequeña Dorotea. Son diez historias, cada una de unos pocos minutos. Ojalá, que como me sucedió a mí, algunos pequeños encuentren en ellas la magia que emana de la imaginación, algo que ninguno debería perder en ninguna etapa de su vida.Pues bien, los dejo con los diez cortos animados de Dorotea, una historia universal que trasciende las generaciones:1. Dorotea y los relojes (Dorotka a hodiny) (1976)2. Dorotea y la bruja (Dorotka a jezibaba) (1975)3. Dorotea y la estrella (Dorotka a hvezda) (1977)4. Dorotea y el loro (Dorotka a papoušek) 5. Dorotea y el papalote (Dorotka a drak) (1971)6. Dorotea y el abecedario (Dorotka a abeceda) (1978)7. Dorotea y el cantante (Dorotka a zpevák) (1972)8. Dorotea y la urraca (Dorotka a straka) (1971)9. Dorotea y el avestruz (Dorotka a pstros) (1971)10. Dorotea y el fuego (Dorotka a plamínek) (1976)

  • Comparta este artículo
Blogs

Dorotea, o la simiente de mi memoria cinematográfica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota