Quienes somos

Jorge Guardia

Jorge Guardia

Abogado, economista y columnista de La Nación. Fue presidente del Banco Central y consejero en el Fondo Monetario Internacional. Es además profesor de economía y derecho económico en la Universidad de Costa Rica.

  • Facebook Like:

  • LinkedIn:

  • Google Plus One:

     

Estrategia salarial peligrosa

Los defensores de las prebendas salariales del sector público son astutos y beligerantes. Tratan de enrarecer la discusión con otros temas en la esperanza de que, pasados los tres días convencionales de cada escándalo mediático, las cosas vuelvan a su lugar y nada pase. Me parece muy peligroso.

Salarios de ricos y pobres

¿Dónde se ubican los asalariados ricos y dónde los trabajadores pobres? El INEC revela que el ingreso promedio de los funcionarios públicos casi triplica el salario promedio privado.

Burbuja china

¿Quién iba a pensar que un gobierno comunista intervendría masivamente para salvar (¿salvar?) una institución tan capitalista como el mercado de valores?

Victoria pírrica

Sindicalistas criollos, atados ideológicamente al PAC y al FA, celebraron efusivamente el referendo convocado en Grecia por Alexis Tsipras, socialista radical, como si, súbitamente, se hubiera producido un vuelco radical en las exigencias de austeridad.

Polarización ideológica

¿Murieron las ideologías? Claro que no. Ese conjunto de creencias y opiniones de individuos o grupos referido a la política está más vivo que nunca, para bien o para mal. Pretender ignorarlo es cegarse ante la realidad.

Jorge Guardia: Laudato no

Declino aceptar la encíclica del papa Francisco por contener errores conceptuales, censuras infundadas, transgresiones a las relaciones de causalidad económica y una impía descalificación del modelo de libre empresa e iniciativa particular. Su lenguaje en contra del mercado es sesgado y despectivo, afín a la teología de la liberación.

Tres tesis sobre el tipo de cambio

El tipo de cambio ha demostrado una gran estabilidad en el último año. ¿Cómo explicar su constancia? Tres tesis divergentes se barajan en el mundillo financiero, una de las cuales me convence; las otras no.

Ideología detrás del Reglamento

Debo rectificar lo dicho por don Mario Arce sobre su apreciación, y la mía, del controvertible proyecto de Reglamento de Fraccionamientos y Urbanizaciones.

Reglamento para condominios

El proyecto de Reglamento para el Control Nacional de Fraccionamientos y Urbanizaciones (condominios) nació con el pie izquierdo.

Encuestas

Extrañamos las encuestas políticas (y las críticas) que solía publicar periódicamente La Nación , elaboradas por Unimer. Eran mi deporte favorito. Ojalá vuelvan. Entre tanto, veamos el más reciente sondeo de Cid-Gallup sobre preferencias electorales y sus implicaciones para la próxima contienda municipal.

Nueva política macro

La discusión entre economistas liberales sobre la nueva política macroeconómica versó sobre los regímenes monetario y cambiario del Banco Central, pero dejó la puerta para discutir otros aspectos, como el déficit fiscal y las pérdidas del Banco Central y sus efectos en la inflación futura.

¿Qué hacer con la macroeconomía?

Si es difícil hacer concordar un puñado de abogados, más aún a diez economistas liberales.

Para verdades, el tiempo.

Lo sucedido este 1.º de mayo refleja la madurez de la democracia costarricense. En esta nueva etapa del pluripartidismo, donde ninguno detenta la mayoría absoluta, el distintivo esencial será construir alianzas al mejor estilo de la tradición europea.

El primer año

Si pudiéramos resumir el primer año de gobierno, diríamos que fue un ejercicio insuficiente y polémico, emprendido por una agrupación inexperta en gobernar y que todavía no ha logrado encontrarse a sí misma.

Jorge Guardia: Reglas fiscales

La tentación a incrementar el gasto público es –y seguirá siendo- compulsiva.

Acciones desconcertantes

Son muy desconcertantes las acciones políticas de este gobierno. Hay descoordinación, falta de transparencia, contradicciones de bulto, insinceridad de muchos actores, zarpazos y –lo que es más grave– comienza a transpirar su verdadera resudación idiosincrática.

Objetivos bien pensados

Algo dijimos en la última columna sobre el tipo de cambio y la política cambiaria. Me gustaría hoy complementar la información con dos pinceladas sobre la política monetaria y las tasas de interés.

Una respuesta de sentido común

Dijimos en la columna anterior que sería un error devaluar un 30% y prometimos aportar algunos criterios de valoración del tipo de cambio. Urge saber si está sobrevaluado en las circunstancias actuales o, más bien, baila en equilibrio.

Una sugerencia peligrosa

En estas mismas páginas se pidió al Banco Central modificar radicalmente sus políticas para colocar la estabilidad externa de la moneda, en términos reales, como unas de las meta centrales de su política económica, y devaluar un 30% para restablecer la competitividad. Yo pienso que sería un error. Afectaría la inflación, las pérdidas operativas del BCCR, e implicaría cuestionar el nivel del tipo de cambio actual.

Sostenibilidad fiscal

El debate fiscal debe girar 90 grados. En vez de centrarse en reformar los impuestos sobre la renta y al valor agregado (IVA), como pretende el Gobierno, deben resolverse primero las reformas legales para garantizar la futura sostenibilidad fiscal. Sin una ley de responsabilidad fiscal, no deben aprobarse más impuestos.

¿Qué pasó con la Alianza del Pacífico?

¿Qué pasó con la solicitud de Costa Rica para ingresar a la prometedora Alianza del Pacífico? Parece que la engavetaron. ¡Lástima!, porque se perderían oportunidades económicas y políticas muy valiosas para el país. El Gobierno nos debe una explicación.

Buenas, dudosas y jocosas

He aquí una selección de las noticias más singulares de la semana pasada.

Calvario en Grecia

Tres preguntas esenciales y una reflexión sobre Grecia: 1) Qué hacer para superar la crisis, 2) Logró (logrará) una buena negociación esta vez con Europa, y 3) ¿Después, qué sigue? La reflexión se decanta en las respuestas.

Reglas básicas

Los diputados deben prepararse para negociar el 1 de mayo y las reglas básicas para mejorar las finanzas.

El nuevo régimen cambiario

Hoy nos vamos a enfocar en los beneficios y riesgos del nuevo régimen cambiario. Pero, primero, una aclaración: no hay que confundir el régimen cambiario con la política cambiaria.

Sin bandas cambiarias

A las bandas cambiarias les pasó lo mismo que al paciente remolón al salir del consultorio. Compungido, dijo: “Los placeres arriba del ombligo me los prohibieron, y los de abajo me abandonaron”.

Hablemos de arroz

Invito a los lectores a participar en la discusión sobre la política arrocera. Hay un interés público involucrado.

‘Le Cirque du Soleil’

No conozco personalmente a Daniel Soley. Pero conozco muy bien a su padre, Elías Soley, y a su tío, Óscar Soley, con quien cursé la carrera de Derecho. Por ello, puedo dar fe de la honorabilidad de su familia. Daniel –estoy seguro– heredó la misma fibra ética. Por eso, me resisto a creer que actuó solo en este lamentable affaire, que bien podríamos llamar “Le Cirque du Soleil”.

Un año político

Los economistas solemos pensar (y presumir) que todo gira en torno a la economía. Esta vez, no. Lamento decepcionarlos. ¿Qué será, entonces, lo más interesante que podría suceder en Costa Rica en el 2015?

La baja en el petróleo

La caída del petróleo obliga a repensar el futuro de esa industria y la política energética. ¿Qué esperar del mercado en el futuro? Habrá que adivinar cuál será la política energética global, y especular si, en nuestra generación (o lo que queda de ella), el mundo podrá prescindir del petróleo.

¿Cómo recordar el 2014?

¿Cómo recordar el 2014? Como un año de muchas expectativas y pocas realizaciones. Los cambios, por desdicha, palidecen ante el cúmulo de esperanzas frustradas. Bien lo podríamos resumir en un raído epitafio: “Lo que pudo haber sido y no fue”.

Lo que dice el FMI

¿Avala el FMI la política fiscal de Costa Rica? No. Si lo hiciera, se habría deshecho en cumplidos ante el incremento del 19% en el presupuesto, celebrado una fiesta por las jugosas transferencias a las universidades, aplaudido el aumento salarial a los servidores públicos, y alabado el elevado déficit financiero del 6,7% del PIB.

Hacia la ingobernabilidad

La respuesta al ministro de Hacienda, Helio Fallas, sobre el informe del FMI habrá de esperar. Hoy hay cosas más apremiantes por ventilar. La principal es el levantamiento del veto presidencial a la reforma procesal laboral.

Así nos ve el FMI

¿Cómo nos ven desde afuera? ¿Cómo evalúan las acciones económicas oficiales, presentes y futuras? El último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), colgado en su página web la semana pasada, tiene más miga de lo que trascendió en la prensa. Es una picante sopa de acciones y omisiones servida con cuchara grande a las autoridades (al que no quiere caldo, dos tazas), y a otras instituciones, incluyendo la CCSS, BCCR, Conassif, la Corte, universidades y partidos políticos.

Pensamientos negativos

La aprobación del presupuesto ordinario  de la República, por la abultada suma de ¢7,9 billones –nada menos–, y un impresionante déficit bailoteando entre partidas (6,7% del PIB), suscita varios pensamientos, todos muy negativos. 

Una victoria pírrica

El Gobierno ganó la batalla contra los recortes presupuestarios, pero podría perder la guerra del déficit fiscal. Al final, será una victoria pírrica. Los grandes perdedores seríamos el país y todos nosotros. ¿Cuáles alfiles nos fallaron?

En Guardia

La nueva diagramación de La Nación nos compele a comprimir la columna. Si antes podíamos decir poco, ahora, poquísimo. Para cumplir, vamos a abordar un tema trivial: las cosas interesantes, agradables, desagradables y apetitosas en estas fechas que se aproximan.

En Guardia

La peor noticia de la semana pasada fue el incremento de la pobreza y el estancamiento del desempleo en Costa Rica. Ambos se relacionan. ¿A quiénes debemos inculpar? ¿Qué hacer para revertirlos?

En Guardia

En política, es reconfortante perder con dignidad. Las elecciones del pasado domingo en Brasil y Uruguay me llenaron de entusiasmo, aunque las aspiraciones de mis dos candidatos se vieran frustradas por los resultados.

En Guardia

Al fin, un buena noticia: el precio del petróleo –y, por tanto, de sus derivados– ha caído en el mercado internacional y hay perspectivas de posibles reducciones adicionales, o, por lo menos, de que no va a remontar próximamente. Crucemos los dedos.

En Guardia

Esta semana es crucial en materia presupuestaria. La Comisión de Asuntos Hacendarios, presidida hábilmente por Ottón Solís e integrada por diputados igualmente capaces del PLN, PUSC, ML y otros, habrá de dictaminar los recortes al proyecto de presupuesto ordinario para el 2015. Todos estamos a la expectativa del grosor (y filo) de sus tijeras.

En Guardia

Estamos en una encrucijada económica. Hay noticias buenas y malas oteando el horizonte nacional. En el plano internacional, también hay buenas y malas. El país debe unirse para aprovechar las primeras y combatir las otras.

En Guardia

Deseo hacer una pausa en mis comentarios económicos, políticos o de otros géneros para referirme a un tema que he venido masticando durante muchos meses: el verdadero sentido de una columna –esta columna– de opinión.

En Guardia

Muy acertada resultó la posición de la fracción legislativa del PUSC sobre el proyecto de presupuesto. Si el Gobierno no recorta ¢350.000 millones (a su entera discreción), no lo votarán afirmativamente. Al fin, están empezando a navegar solos, bajo el liderazgo creativo de Rodolfo Piza.

En Guardia

Varios temas ocupan estos días la atención de esta columna. El primero es una queja personal (derecho al berreo); los otros, quejas ajenas bien justificadas.

En Guardia

Una de las ventajas de ser columnista es poder expresar opinión y dar consejos sin que nadie se los pida (ni le haga caso). Es, diría, un deber con el país y una obligación con los lectores.

En Guardia

El informe presidencial de los primeros 100 días fue… lo que fue. Espero que el de los últimos 100 sea mejor. Pero, para ello, tendrá que replantear y ejecutar a cabalidad ciertos temas esenciales.

En Guardia

Voy a compartir mi opinión sobre los primeros 100 días de gestión. Tal vez al Gobierno le interese saber cómo lo vemos desde afuera.

En Guardia

El procedimiento institucional observado en la causa contra un magistrado de la Sala Primera, conducente a un juzgamiento efectuado por la Asamblea Legislativa, me causó una gran consternación.

En Guardia

Una nueva controversia afloró en nuestro mundillo financiero. Según algunos analistas, hemos ganado estabilidad cambiaria, pero perdimos la estabilidad de precios. ¿Tendrán razón?

En Guardia

Hizo bien el Banco Central al mantener las metas de inflación en un 4% (más o menos, 1 punto porcentual) en la revisión de su Programa Macroeconómico 2014-2015. Pienso que hay razones estratégicas y técnicas para sustentar su posición.

En Guardia

El más reciente análisis de la economía mundial, elaborado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), tiene mucha miga.

En Guardia

Es necesario replantear el motor del crecimiento económico para mejorar el empleo y los salarios.

En Guardia

Veo un cambio en la política salarial oficial y una contradicción con los objetivos de empleo y metas de estabilización monetaria. El nuevo Gobierno se unió a los trabajadores para ignorar, de hecho, la fórmula de cálculo adoptada por el Consejo de Salarios y decretó un aumento expansivo. Eso traerá consecuencias.

En Guardia

Me pareció muy acertada la entrevista de Patricia Leitón, de La Nación, a Olivier Castro, presidente ejecutivo del Banco Central, y, mejor aún, sus respuestas. El país tiene ahora mayor claridad sobre el tipo de cambio y el futuro del régimen cambiario.

En Guardia

Hizo mal la Aresep –muy mal– en recetar un fuerte aumento a las remuneraciones percibidas por sus principales jerarcas, pero hizo bien en clarificarle al presidente de la República la razón del alza en los combustibles y la magra posibilidad real de reducir el precio al consumidor.

En Guardia

¡Cuánto hemos disfrutado y aprendido en este Mundial de Fútbol! Como diría Mauricio Montero (el Chunche), tenemos las posaderas cholladas de tanto fruncirlas frente al televisor, con interrupciones intermitentes para ir a cargar una “birrita” (o descargarla).

En Guardia

Varias noticias recientes emanadas del partido gobernante revelan una visión cada vez más intervencionista del manejo de la política económica. El PAC está mostrando su verdadero rostro.

En Guardia

¿Cuál es el problema? Hay un desequilibrio macroeconómico proveniente del déficit fiscal, reflejado en el alto desbalance en la cuenta corriente de la balanza de pagos.

En Guardia

¿Cuál es el verdadero mensaje de la huelga de los educadores?

En Guardia

No comparto la tesis (ni el titular informativo) de algunos banqueros, según la cual “todavía hay espacio para una devaluación del 20%” y “el tipo de cambio llegaría a ¢650 por $1 este año”. Están fuera de lugar.

En Guardia

El Gobierno arrancó con el pie izquierdo. Sus primeras acciones han sido controvertibles (por decir lo menos) y sus omisiones, aún más notorias. Ya se dio cuenta de que gobernar es un juego muy distinto, mucho más difícil que hacer oposición en abstracto. No es lo mismo verla venir que bailar con ella.

En Guardia

El discurso inaugural del presidente Solís fue inspirador.

En Guardia

La historia rendirá su veredicto inexorable sobre la Administración Chinchilla Miranda. Señalará, como es usual, lo negativo y lo positivo, y hará un balance más (o menos) objetivo.

En Guardia

La democracia costarricense se está adentrando cada vez más en esta nueva etapa de la pluralidad política. Algunos pensamos que está migrando, de hecho, hacia un parlamentarismo más maduro (a la europea); otros, resienten (no siempre con razón) cualquier atisbo de alianza a favor (o en contra) de la mayoría. ¿De qué mayoría estamos hablando?

En Guardia

Hoy voy a comentar algunos nombramientos del nuevo equipo de gobierno y cuáles son sus principales retos.

En Guardia

Leí con interés la entrevista del periodista Álvaro Murillo al nuevo gurú de la política costarricense, Iván Barrantes, intitulada “La exitosa venta del ‘producto’ llamado Luis Guillermo Solís”. Asentí y disentí muchas veces, como diciendo sí, pero no.

En Guardia

Agradezco al ministro de Hacienda, Édgar Ayales, enviar hasta mi cabaña una copia de su informe “¿Cómo lograr la consolidación fiscal?: recomendaciones para una hoja de ruta”.

En Guardia

Quiero participar en una discusión que está ocurriendo –o podría ocurrir– entre dos instituciones y asociaciones relacionadas: Banco Central y Conassif, por un lado, y la Cámara de Bancos y la ABC, por otro.

En Guardia

Don Luis G. Solís está solicitando currículos para integrar su equipo de gobierno

En Guardia

Yo no discrepo de las decisiones de la Junta Directiva del BCCR en materia cambiaria. Creo que es un esfuerzo sincero por mejorar un mercado de monedas que apenas comienza a desarrollarse.

En Guardia

Soy aficionado a los debates. Me desilusioné al saber la respuesta del PAC al reto lanzado por el coordinador del equipo económico del PLN, Leiner Vargas, para debatir.

En Guardia

Estas son algunas lecciones de lo ocurrido en el mercado cambiario en estas semanas de trepidación. Las ofrezco como crítica constructiva.

En Guardia

No me pareció nada mal la decisión del Banco Central (BCCR) sobre la intervención avizorada en el mercado cambiario. He notado que varias personas y asociaciones la critican por haber decidido no publicar los criterios de intervención. Yo, no. Los banqueros centrales raramente sueltan prenda en esta materia tan delicada.

En Guardia

Me pareció muy irónica la aprobación legislativa (en primer debate) del proyecto de ley para restringir y gravar los capitales financieros provenientes del exterior, ahora que van de guinda.

En Guardia

Me pide don Carlos Paniagua, cabeza de Unimer, incluir en mi columna algo sobre el trabajo profesional de su empresa en estas elecciones. Lo hago con gusto. Aprovecho para comentar otros asuntos de esta contienda que aún no termina (y se está poniendo buena).

En Guardia

Todos aprendimos mucho en estas elecciones, particularmente las casas encuestadoras, estrategas políticos, candidatos, publicistas, comentaristas, periodistas y formadores de opinión. ¿Qué hicimos mal (o bien)? Debemos reconocer con humildad los yerros y celebrar con júbilo los aciertos.

En Guardia

No voy a comentar los últimos avatares de la política, sino las vicisitudes económicas que podría experimentar quien resulte electo. Para ello, analizaré el caso argentino, ejemplo de mal manejo financiero.

En Guardia

Me perturban las diferencias tan marcadas entre las encuestas de Cid-Gallup y Unimer. Según algunos analistas, obedecen al uso de bases diferentes para calcular los porcentajes, pero esa explicación no me satisface enteramente. Sigo rumiando.

En Guardia

El periodista de La Nación, Esteban Oviedo, resaltó varias contradicciones del candidato presidencial José María Villalta en su programa de gobierno. Yo voy a complementar el escrutinio señalando otra que me parece muy profunda y peligrosa.

Lo sentimos, no se encontraron resultado sobre: Lo más leído

Columnistas del día

  • El ejemplo de Antoine

    Letras de cambio

    El ejemplo de Antoine

    Sin importar el monto de los ingresos, un nivel de gasto inadecuado lleva a cualquier persona a la ruina. Por ello, hay que cuidar cuánto se gasta.

Foro

  • La Virgen de los Ángeles también estará en Nazareth

    Pienso que en cada familia de Costa Rica existe al menos una persona que participa en la romería para poner sus intenciones, necesidades y anhelos a los pies de La Negrita.

  • Competencia educativa: ¿Por precio o calidad?

    El Conesup actual debe procurar el desarrollo cualitativo de las universidades y estar interesado en garantizar la calidad, no en convertir el control en un fin en sí mismo.

  • En busca de la sustancia política

    La confusión permite que la gestión política de partidos extremistas, sin mucho esfuerzo, contribuyan a la deformación de las nuevas generaciones.

  • El ejemplo de Antoine

    Sin importar el monto de los ingresos, un nivel de gasto inadecuado lleva a cualquier persona a la ruina. Por ello, hay que cuidar cuánto se gasta.