Archivo

¿Hay vida después de un personaje y una serie tan venerados?

Actualizado el 09 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

¿Hay vida después de un personaje y una serie tan venerados?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ya se está haciendo casi una tradición: nueva temporada de series, nuevo intento de Matthew Perry por recuperar el pedestal que ocupó por 10 años.

Perry estuvo, entre 1994 y 2004, en uno de los tronos más importantes de la televisión como Chandler Bing, el hombre de profesión indefinible y la mejor cara de sorpresa en Friends .

Eran otros tiempos, antes de la televisión por Internet y las otras maneras que han hecho que una serie exitosa ya no pueda aspirar al mismo éxito: 20 millones de personas mirando todas las semanas y 51 millones para cuando dijeron adiós.

Go on , la serie que Perry acaba de estrenar es una mezcla de sitcom con un poco de drama.

Él es Ryan King, un locutor deportivo que perdió a su esposa en un accidente, y para volver a trabajar debe ir a una terapia grupal con más gente en duelo: desde un adolescente cuyo hermano está en coma y una mujer que ha perdido a su pareja por un infarto, a una mujer medio loca que perdió a su gato.

La serie además tiene un pequeño eco con la propia vida del actor, quien enfrentó problemas luego del impacto mundial de su fama.

Perry estuvo en rehabilitación por abuso de pastillas y alcohol en 1997, en 2001 y en el 2011 emitió el siguiente comunicado: “Estoy haciendo planes para irme por un mes a enfocarme en mi sobriedad y continuar mi vida en recuperación. Por favor, disfruten cuando se rían de mí en Internet”.

En otra entrevista, con el LA Times , Pe rry dijo: “ Go on es una serie sobre gente que se sienta en un círculo a comentar sus problemas; es esencialmente lo que he estado haciendo por los últimos 15 años”.

Es el tercer intento de Perry por volver a una serie que perdure en temporadas: luego del fin de Friends el actor intentó hacer un poco de cine ( Mi ve- cino el asesino, 17 otra vez ), y luego volvió a la televisión en 2006 con la muy esperada Studio 60 . Duró solo un año.

Luego en el 2008 Perry decidió crear su propia serie, pero el piloto no fue comprado por los canales; en el 2010 dio otro intento con más suerte en Mr. Sunshine , la que a pesar de salir al aire, solo duró un par de capítulos.

PUBLICIDAD

Así que Go on es casi un último cartucho, disparado en conjunto con uno de los guionistas de Friends , que escribió el personaje para él.

Pasan los años, pero pareciera que tanto la industria como los espectadores tenemos la esperanza de que Perry salga adelante y lo volvamos a querer como antes.

El guionista y productor Aaron Sorkin ha dicho que Perry es como un jugador de béisbol: “Los cazatalentos dirían que es un goleador puro, que nació con un golpe natural”.

Una cosa es estar en una serie muy vista por un tiempo breve, y otra muy distinta ser parte de un elenco que todos los días, en todo el mundo, recorre cada capítulo una y otra y otra vez.

¿Quién no ha visto a Chandler, Joey, el pollo y el pato? ¿O puede no saberse la letra de Smelly cat , la canción de Phoebe? Friends es una marca mundial que sigue viva; sus actores no solo terminaron ganando $1,5 millones por episodio, sino que siguen generando dinero por las repeticiones, que están aseguradas en 15 canales alrededor del mundo por lo menos hasta el año 2017 (el patrimonio de Perry, hoy, bordearía los $70 millones).

Lo mejor es que usted le dé su veredicto los jueves a las 8:30 p. m por Warner Channel. 1

  • Comparta este artículo
Archivo

¿Hay vida después de un personaje y una serie tan venerados?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota