Archivo

Tal vez, un mundo feliz sea posible

Actualizado el 02 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

Tal vez, un mundo feliz sea posible

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

No hay nada que no se pueda mejorar. Esa es la consigna de Un mundo mejor , programa que se transmite los domingos a las 7 p. m. por la frecuencia de Televisión Española.

El espacio es conducido por el cantante y presentador Bertín Osborne, y su apuesta se centra en la efectiva integración de personas que pertenecen a alguna minoría –o que sufren de alguna discapacidad– a una vida en sociedad saludable y productiva.

Al conocido artista lo mueve una motivación personal muy fuerte: Kike , uno de sus hijos, nació con un grave daño cerebral. Por eso él, junto con su esposa, la exmodelo Fabiola Martínez, canalizan esfuerzos a través de una fundación orientada a brindar ayuda y a trabajar con familias que atraviesan una situación similar.

Los problemas que se presentan en Un mundo mejor son serios, y quienes los sufren habrán derramado ya muchas lágrimas por su causa. Sin embargo, el tono del programa es positivo y sugiere una buena dosis de solidaridad y colaboración entre las personas como antídoto para las vicisitudes de la vida.

“Son voces de personas cuyo afán de superación es admirable”, resume el presentador sobre la característica común de sus invitados.

Vidas ejemplares

A sus 55 años, Josep Antoni Sánchez fue diagnosticado con una seria insuficiencia renal. La esperanza llegó de la mano del doctor Guirado, cirujano de la Fundación Puigvert, creadora de Cadena de Trasplantes Cruzados.

La mecánica de la organización es la siguiente: un donante altruista da su riñón en forma anónima y una persona cercana al receptor dona el suyo de manera simultánea, y así sucesivamente.

En este caso, Josep salvó su vida al recibir el órgano sano de un “buen samaritano”, al tiempo que su esposa Magdalena Trullaf, con quien lleva casado 38 años, hacía lo propio para beneficiar a un desconocido.

Otro inspirador testimonio del segmento Una historia diferente es el de Daniel Álvarez, un hombre sordo y ciego que procura llevar una vida plena al lado de su esposa e hija.

“No sé cómo esta mujer se ha podido enamorar de mí, yo creo que está loca, pero bendita locura”, dice este hombre, decidido a ser feliz a como dé lugar.

PUBLICIDAD

En un segundo bloque, Piensa en positivo , se cuentan otro tipo de historias siempre enfocadas en demostrar que las cosas pueden mejorar.

Queserías Entrepinares, por ejemplo, es una empresa que cuenta entre sus trabajadores a muchas personas con discapacidad auditiva y, aunque al principio hubo dificultad para que se adaptasen, lo cierto es que los empresarios están orgullosos y satisfechos de tenerlos en su planilla.

Como compensación a su carencia auditiva, estos trabajadores poseen mayor capacidad de concentración y observación, por lo que suelen detectar errores en la cadena de producción mucho antes que sus compañeros oyentes.

El ambiente laboral de la quesería es ahora más cordial, y se puede asegurar que la empresa es más rentable y sus empleados son más felices gracias al alto nivel de productividad alcanzado.

Como tercer segmento, Un mundo mejor presenta El amigo solidario . Aquí se hace público el trabajo de personas que sobresalen por su ardua labor benéfica. Uno de ellos es Pablo Pineda, con síndrome de Down, quien logró obtener un diplomado universitario.

Psicopedagogo y actor, Pineda imparte conferencias sobre la integración para sensibilizar de la sociedad sobre las personas que, como él, presentan esta condición.

Como “amiga solidaria” también participó en uno de los episodios Fabiola Martínez, esposa de Bertín y directora de la Fundación Bertín Osborne.

Ella compartió con el público sus vivencias, consejos y emociones también a partir de su propia experiencia al tener que enfrentar –junto a su marido– la lesión medular de su hijo.

Para complementar el espacio, el segmento Fotoacción se encarga de compartir fotografías que los espectadores envían. Retratan ejemplos de su vida cotidiana, o iniciativas que contribuyan con la integración a la vida en sociedad y productiva de personas pertenecientes a minorías vulnerables. 1

  • Comparta este artículo
Archivo

Tal vez, un mundo feliz sea posible

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota