10 septiembre, 2012

GerardoRamírez

gte. sERVICIOS TÉCNICOS ESPECIALIZADOS

¿Cómo se ha comportado el mercado nacional de las máquinas de escribir?

Hay que reconocer que las máquinas de escribir están en una curva de caída, porque se usan menos. Le puedo decir que vendemos un 40% menos de lo que vendíamos hace 10 años, pero aún se usan, especialmente en ministerios y oficinas de Gobierno.

¿Cómo vislumbra el negocio en el corto plazo y cómo se lo replantea una empresa como la de ustedes?

Las máquinas son productos que se dejarán de vender en cinco o 10 años, en especial por las políticas de cero papel que lleva adelante la industria en general. Aquí trabajamos con la compañía Brother, que aún las fabrica y además respalda con repuestos.