La pérdida del celular o el quedarse sin batería son las únicas razones por las que muchos acuden a este servicio

Por: Patricia Recio 5 junio, 2013
 En el país hay un teléfono público por cada 300 líneas celulares. | ARCHIVO.
En el país hay un teléfono público por cada 300 líneas celulares. | ARCHIVO.

San José (Redacción). En una emergencia, al perder el teléfono celular o quedarse sin batería, son al parecer los únicos escenarios bajo los cuales muchos costarricenses acuden a los teléfonos públicos, que en los últimos años han ido desapareciendo de las calles producto del desuso.

Consultados en redes sociales decenas de usuarios aseguran que ya “no saben ni cómo funcionan” y muchos ni siquiera recuerdan la última vez que utilizaron uno de estos aparatos.

“Lo recuerdo bien. En el 2008, porque me suspendieron la línea porque no me habían pagado y necesitaba hacer una llamada importante”, respondió el usuario Hefzi Farrier, a la pregunta planteada en el Facebook de La Nación sobre si recuerdan la última vez que utilizaron un teléfono público.

Guillermo Benavides, comentó: “La ultima vez que use uno funcionaba con monedas de ¢5, ¢10 y ¢20, cuando trate de usar uno moderno no lo entendí”.

Similar experiencia aseguró haber vivido Diego Hernández quien aseguró que, “hace un par de meses cuando me quede sin batería de celular, no tenia como cargarlo, entonces tocó usarlo, claro, ya ni me acordaba cómo se usaba”.

Actualmente en la calle existe un teléfono público por cada 300 líneas celulares. Lea mañana en La Nación un reportaje sobre los planes del Instituto Costarricense de Electricidad para salvar este servicio.

Etiquetado como: