Además, casi un tercio no tiene vacaciones pagadas, ni póliza de riesgos

Por: Patricia Leitón 7 noviembre, 2012

En Costa Rica uno de cada cinco trabajadores asalariados no recibe aguinaldo, y casi la tercera parte de esa fuerza laboral no recibe subsidios por enfermedad, carece de vacaciones pagadas y de póliza de riesgos del trabajo.

Así lo señala el decimoctavo informe del Estado de la Nación , divulgado ayer.

Según cita el documento: “la gestión de la equidad en el mercado laboral muestra un alto grado de incumplimiento de derechos laborales, como el aguinaldo y los pagos por enfermedad, vacaciones o riesgos del trabajo”.

Los datos los obtuvieron de un reprocesamiento de la Encuesta de Hogares del 2011.

Por región, los datos muestran que los trabajadores que viven en la Chorotega (incluye Guanacaste) y la Brunca (el sur del país, incluye cantones como Pérez Zeledón y Coto Brus) son los más vulnerables.

La ministra de Trabajo, Sandra Piszk, señaló que los datos son ciertos, pero criticó que no se comparen con los del 2010, pues de ahí resulta que hay una mejora.

En un comunicado, enviado anoche, el Ministerio de Trabajo señala que cuando se mide el comportamiento por rama de actividad de la mayoría de los derechos laborales que investiga la Encuesta Nacional de Hogares, es fácil comprobar que aquellas ocupaciones en las cuales la inspección es mayor, muestran mayores niveles de mejoramiento.

Por ejemplo, comercio y reparación, y hoteles y restaurantes obtuvieron mejoras significativas en todos los derechos en el perodo 2010 a 2011.

Informalidad influye. Consultado sobre las causas que pueden influir en estos incumplimientos, el investigador del mercado laboral de la Universidad de Costa Rica, Juan Diego Trejos, comentó ayer que las principales son la informalidad del empleo (asalariados en micronegocios informales) y la precariedad del empleo (asalariados en empresas formales y de los hogares sin protección).

“En el primer caso se está ante problemas de productividad que no genera los excedentes para cumplir con la legislación y en el segundo, corresponde a limitaciones de la Dirección General de Inspección del Ministerio de Trabajo para llegarles a los establecimientos, así como una legislación muy laxa que no impone costos a los empleadores si se ponen al día una vez que los descubren incumpliendo con la legislación”, señaló el especialista.

El Estado de la Nación señala que son propensos a estos problemas los empleados del sector construcción, del trabajo doméstico y las personas menores de 20 años o mayores de 55 años.