El centro será administrado por un consejo directivo integrado por ticos

Por: Monserrath Vargas L. 1 diciembre, 2012
 El Cenibiot se encarga de realizar bioprocesos, trabajar con células vegetales, hacer análisis bioquímicos y biología molecular. | MAYELA CORRALES
El Cenibiot se encarga de realizar bioprocesos, trabajar con células vegetales, hacer análisis bioquímicos y biología molecular. | MAYELA CORRALES

Costa Rica ya es oficialmente la encargada de administrar el Centro Nacional de Innovaciones Biotecnológicas (Cenibiot).

El pasado jueves, en un acto simbólico, la Unión Europea (UE) entregó el centro al país. El 7 de diciembre, la entidad comenzará a funcionar bajo la tutela de un consejo directivo, integrado por autoridades académicas, empresariales y gubernamentales ticas.

El Cenibiot es un proyecto de cooperación técnico-científico que pretende aumentar la competitividad agroindustrial del país con ayuda de la biotecnología. Se enfoca en desarrollar proyectos y productos que tengan demanda en el mercado internacional.

Está ubicado en el Centro Nacional de Alta Tecnología, en Pavas, y tiene una planta de 1690 m², con laboratorios enfocados en los bioprocesos, células vegetales, análisis bioquímicos y biología molecular.

Desde el 2007 comenzó a funcionar, tras la suscripción de tres convenios: el primero entre la UE y el Gobierno y los otros dos entre el Ministerio de Ciencia y Tecnología (Micit) y el Consejo Nacional de Rectores (Conare).

Para los responsables, el trabajo apenas empieza. Según su directora Marta Valdez, tendrán que afrontar desafíos y uno de ellos será la sostenibilidad del centro.

“Estamos conscientes de que tenemos que generar fondos: recursos provenientes del desarrollo de proyectos con empresas, ventas de servicios, capacitaciones y competir por fondos de cooperación internacional. Es decir, mantener sostenibilidad financiera”, dijo Valdez.

Además, será responsabilidad del Gobierno y del Conare enlazar el trabajo de la academia con las empresas nacionales.

Así lo consideró el ministro de Ciencia y Tecnología, Alejandro Cruz, al prever que habrá “una orientación específica hacia productos y servicios biotecnológicos que ayuden a la sostenibilidad del centro y también a la consolidación de la industria en el país”.