Grupos podrían contratar una cantidad de minutos no mayor a la gratuita

Por: Esteban Oviedo 2 abril, 2013

El TSE propuso ayer una reforma legal para que cada una de las televisoras y radioemisoras del país ceda gratuitamente 30 minutos diarios en campaña electoral, a fin de que los partidos transmitan su propaganda.

Según el proyecto enviado ayer al Congreso, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) se encargaría de repartir el espacio entre las agrupaciones políticas durante ese periodo de cuatro meses, el cual va de principios de octubre a principios de febrero.

En elecciones presidenciales, un 80% se repartiría entre partidos de escala nacional y un 20% entre partidos provinciales.

Luego, en cada uno de esos rangos, el 60% de los minutos se distribuiría equitativamente entre todos los participantes y el 40% según el número de diputados que tenga cada uno.

Por aparte, los grupos políticos podrían contratar una cantidad de minutos no mayor a los entregados de manera gratuita.

Luis Antonio Sobrado, presidente del TSE, dijo que si a un partido le toca un minuto diario, podría contratar otro minuto.

El magistrado añadió que, mediante un reglamento, el TSE regularía los detalles sobre la repartición del tiempo, además de que se aseguraría de que los espacios cedidos no se concentren en las horas de menor audiencia.

La propuesta incluye la cesión de espacios en las campañas municipales, las cuales se realizarán a medio periodo a partir del 2016. En ese caso, un 60% sería para partidos nacionales, un 20% para provinciales y un 20% para cantonales. Además, en cada rango, un 60% se repartiría por partes iguales y un 40% según el número de regidores de cada partido.

Televisoras y radioemisoras reaccionaron con reservas ante el anuncio y los diputados con cautela. Repretel y Televisora de Costa Rica calificaron de “abusiva” la cantidad de tiempo que se tendría que ceder.

Sobrado alegó que estos medios utilizan un espectro radioeléctrico propiedad del Estado y que esta y otras medidas procuran una mayor equidad en las campañas.

El TSE también propuso subir de un 15% a un 50% el porcentaje de deuda política que se les puede adelantar a los partidos políticos.

Si en esta campaña participan los 14 partidos con intenciones de hacerlo, cada uno podría acceder a ¢1.230 millones de deuda adelantada en vez de ¢460 millones.

Sin embargo, Sobrado sostuvo que se mantendría la exigencia de rendir una garantía ejecutable, usualmente bancaria, en caso de que el partido no alcance suficientes votos para acceder a la deuda.

Además, el Tribunal propuso buses gratuitos el día de las elecciones en la GAM y tiquetes para las personas que demuestren necesidad de hacer viajes largos.

Con estas medidas, el TSE quiere compensar la eliminación de los bonos de deuda política, que considera inconvenientes , aparte de que la Sala IV suspendió su uso .

Otra medida propuesta es que las personas que donen a los partidos montos inferiores a ¢3,8 millones puedan deducir esos aportes de su impuesto de renta.