Médico afirma que él debe ser aspirante de eventual alianza sin que haya convención

Por: Esteban Oviedo 21 mayo, 2013
 Rodolfo Hernández ganó la candidatura del PUSC en la convención del domingo ante Rodolfo Piza. | DIANA MÉNDEZ
Rodolfo Hernández ganó la candidatura del PUSC en la convención del domingo ante Rodolfo Piza. | DIANA MÉNDEZ

El triunfo del doctor Rodolfo Hernández en la convención interna del PUSC cayó como agua en la fogata donde se cocinaba la idea de crear una gran alianza de oposición para el 2014.

Si bien el fuego ya era débil, la candidatura presidencial del director del Hospital Nacional de Niños redujo aún más las voluntades en torno a una alianza que abarcara desde el Movimiento Libertario hasta el Frente Amplio, pasando por el PUSC y el PAC.

El propio Hernández desafió ayer a los líderes de los demás partidos cuando dijo que él debería ser el aspirante de una coalición que enfrente a Liberación Nacional (PLN), sin necesidad de una convención para elegir al candidato.

El socialcristiano argumentó que, según sus datos, la Unidad Social Cristiana (PUSC) es el partido opositor con mayor intención de voto. “Cuando uno inicia una negociación para una coalición, se hace alrededor del partido más fuerte y no alrededor del más pequeño”.

Otto Guevara, presidente del Movimiento Libertario, sostuvo que su grupo avanzará hacia una alianza solo si el candidato es elegido en una convención. Además, sobre Hernández, dijo: “No lo conozco mucho, no sé su pensamiento”.

Dos precandidatos de Acción Ciudadana (PAC) también confirmaron el recelo que les despierta el médico. “Yo lo veo complicado”, dijo Luis Guillermo Solís. “La presunción era que el candidato (del PUSC) iba a salir de un grupo de condiciones éticas y una propuesta de agenda nacional diferente a la que tiene el doctor”, agregó.

Para Juan Carlos Mendoza, también aspirante por el PAC, el PUSC hizo un intento por renovarse, pero al final demostró que “es la misma Unidad que ha contribuido a tener este país como está”. Alegó que Hernández es una cara nueva en un partido viejo y que ahora actúa como un político tradicional.

José María Villalta, candidato del Frente Amplio, argumentó que detrás de Hernández está el expresidente Rafael Ángel Calderón. “Eso sería aliarse con quienes enfermaron a Costa Rica”, dijo.

En cuanto a Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), Óscar López dijo que no hay ambiente para “entrar en coalición con nadie”.