Por: Esteban Oviedo 9 octubre, 2012

Las diputadas Annie Saborío (PLN), Jeannette Ruiz (PAC) y Marielos Alfaro (del Libertario) se enfrascaron ayer en una disputa verbal por defender sus respectivas investigaciones en contra de uno y otro partido político.

Ellas encendieron el debate en la comisión legislativa que investiga el financiamiento de las agrupaciones políticas.

La disputa se inició cuando el PLN justificó mociones para llamar a comparecer a testigos en el caso de los contratos de servicios especiales del PAC, como la secretaria general de ese último partido, Margarita Bolaños.

Saborío alegó que el excandidato presidencial, Ottón Solís, admitió la semana pasada, en un artículo, que su partido creó un mecanismo para cobrar al TSE gastos mediante esos contratos.

Ruiz le respondió que, si así lo consideraba, propusiera llamar a Solís a comparecer, al tiempo que pidió cerrar la discusión para avanzar con el caso del PLN.

Alfaro dijo que se dieron hechos cuestionables en todos los partidos “en mayor o menor profundidad, con mayor o menor dolo”, pero ahora se deben enfocar en la fiscalización del TSE y de los auditores externos.