Por: Óscar Rodríguez 1 marzo, 2013

Decenas de transportistas nacionales están en paro en Paso Canoas, frontera sur, en protesta por el trato del Servicio Nacional de Fronteras de Panamá (Senafront).

Desde hace algunos días, la Senafront detiene a conductores costarricenses que no han pagado las infracciones de tránsito hechas en territorio panameño, dijo Luis Alberto Coto, presidente de la Asociación Nacional de Traileros.

“Los agentes obligan a los choferes a ir a pagar la multa hasta David, Panamá, pero aquí en la frontera hay una oficina de Tránsito”, afirmó Coto.

Los camiones de los transportistas se mantendrán a la orilla de la vía, por tiempo indefinido, hasta que se resuelva la situación.

“Cuando llegué a la frontera, los agentes del Senafront me hicieron una boleta de $500 por andar una llanta lisa. Les dije que tenía 30 días para cancelar la infracción. El agente me pidió las llaves del furgón, pero aligeré la marcha y llegué a la frontera”, manifestó Jorge Chaves, uno de los transportistas.

Al igual que Chaves, cientos de traileros están en la misma situación y temen entrar a Panamá.