Por: Vanessa Loaiza N. 4 enero, 2013

Entre 10 y 12 grúas de la Policía de Tránsito en el área metropolitana están varadas por falta de repuestos y daños menores.

Esa fue una de las novedades que recibió el mes pasado a German Marín, nuevo director de ese cuerpo policial.

Las unidades tienen problemas de frenos o están pendientes de pequeños repuestos, pero para arreglarlos urgen unos ¢80 millones.

A eso se suman “5 o 6 equipos” de otras delegaciones fuera de San José que también están fuera de servicio, por daños mayores en los sistema hidráulicos y de remolque.

El director del Tránsito confirmó que algunos de estos equipos tienen entre cuatro y cinco meses sin funcionar.

Según Marín, cuando se enteró de la situación, sus subalternos le alegaron que habían pedido presupuesto extraordinario del 2012 para hacer las reparaciones, pero nunca se lo autorizaron.

Ahora se utilizará el presupuesto ordinario del 2013 para reparar las unidades metropolitanas.

“Esperamos contar a mediados de febrero con la mayoría de este equipo especial”, dijo Marín.

Y luego se buscará financiamiento para el otro equipo, que requiere una inversión mayor, aunque Marín no precisó el monto.

Mientras tanto, si ocurre un accidente, y se requiere grúa, se trae el equipo que está en el Zurquí o en la vía más cercana.

Etiquetado como: