9 noviembre, 2012

Washington. AFP. El soldado Bradley Manning, sospechoso por la Justicia estadounidense de ser el topo de WikiLeaks, propuso declararse culpable de algunas infracciones leves, pero no de los cargos más graves que se le imputan, como “ayudar al enemigo”, dijo ayer su defensa.

El acusado rechazó admitir responsabilidad por los cargos que se le imputan tal como han sido formulados por el Gobierno, pero sí por “infracciones que están contenidas o forman parte de las acusaciones”, señaló su abogado David Coombs.

La corte marcial ante la cual el soldado compareció ayer por segundo día, en el marco de una audiencia preliminar, se pronunciará ulteriormente respecto a la fórmula propuesta por la defensa.

El abogado remarcó que los otros cargos que penden sobre el soldado, entre ellos el de “ayudar al enemigo”, el más grave, deberán ser aún probados durante el proceso, previsto para abrirse el 4 de febrero de 2013.

Manning, de 24 años, es acusado de haber filtrado documentos oficiales sobre las guerras de Irak y Afganistán y 260.000 despachos del Departamento de Estado.

El soldado, que eligió ser juzgado por un solo juez militar en vez de por un jurado, podría ser condenado a cadena perpetua.

Etiquetado como: