Pero estratega reconoce que las circunstancias están en su contra

 19 abril, 2013

Ciudad Quesada. Sin proponérselo, parece emular al boxeador grogui que insiste en permanecer de pie en busca de un golpe de suerte que lo salve del nocaut.

En esa actitud está el entrenador Johnny Chaves, quien pese a que su equipo, San Carlos, está a un punto de caer a la Segunda División del futbol nacional, se niega a tirar la toalla pues cree que aún hay esperanzas.

“Creo que hay una posibilidad de salvar la categoría y, si bien nuestra situación es muy complicada, con casi todos los factores en contra, aún no ha llegado el momento de bajar los brazos.

”Mientras las matemáticas nos den esa remota posibilidad, vamos a seguir luchando con dignidad. Ni mis jugadores ni yo estamos pensando en tirar la tolla pues faltan batallas”.

Así lo dijo Chaves ayer a las 10 a. m., cinco horas después de haber regresado de San Isidro de El General, donde la noche anterior, el local Pérez Zeledón derrotó a San Carlos 2 a 0, resultado que dejó a l equipo norteño más cerca de la Liga de Ascenso.

Los norteños reciben a Carmelita el sábado en el Carlos Ugalde, en juego crucial para Chaves y sus muchachos.

“No tenemos más opción que ganarle a Carmelita pues, si no lo conseguimos, entonces sí que habremos firmado el boleto a la segunda categoría.

”Si ganamos los tres puntos, le meteremos presión a Belén para su partido ante Herediano. Por eso enfatizo que es indispensable vencer a Carmelita en nuestra casa”, agregó Chaves.

Aparte de los carmelos en la lista de rivales por enfrentar, a San Carlos le restan únicamente Heredia y Belén, como visitante.

Los belemitas, con 44 puntos en la tabla acumulada, tienen ocho puntos de ventaja sobre el club de Ciudad Quesada (36).

Chaves expresó, además, que pase lo que pase le gustaría seguir como técnico de San Carlos, y contó que extraoficialmente ya le hablaron del asunto.

Etiquetado como: