Gobierno urge a municipio de Belén y empresa Pedregal a resolver diferendo

Por: Óscar Rodríguez 2 marzo, 2013

La suspensión de las grandes ferias de automóviles e inmuebles, tal y como ocurrió con la Expomóvil y Expoconstrucción, provoca un impacto negativo en las ventas empresariales, la generación de empleo, nuevos créditos y recaudación de impuestos.

También hay pérdida en inversiones privadas porque participar en estas actividades significa destinar desde $7.000 hasta $100.000, según los organizadores de los eventos y empresarios.

La polémica por la cancelación de Expomóvil, la semana anterior, incluso generó este viernes la intervención de la Presidencia de la República, que urgió al municipio de Belén y a Pedregal encontrar una salida rápida al conflicto.

“Los ingresos que genera la venta de vehículos es uno de los rubros más importantes para la Hacienda Pública”, informó el Ejecutivo, en un comunicado.

Afectación. Para los promotores de las ferias cancelar una actividad significa detener la contratación de entre 3.000 y 5.000 personas en puestos temporales.

“Expomóvil es un impulso económico para el país, pues proyectamos la venta de 8.000 vehículos. Además, las empresas invierten hasta $100.000 para participar”, recalcó Carlos Aguilar, coordinador de la feria que organiza la Asociación de Importadores de Vehículos, Maquinaria y Afines.

Por su parte, Randall Murillo, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Construcción, organizador de Expoconstrucción, explicó que la feria es la punta de lanza para dinamizar la actividad. “La expo reúne hasta 100 proyectos de vivienda y significa la venta de por lo menos 3.000 casas”, dijo.

En el sector privado las ferias son una vitrina para la promoción de sus productos y contactar con potenciales clientes. “Teníamos muchas expectativas para esta primera actividad porque el inicio de año son meses bastante positivos para la venta de viviendas”, recalcó Francisco Avilés, gerente de Edilicia, desarrollador inmobiliario.

La banca tampoco sale ilesa. Estos eventos permiten colocar una buena parte de la meta anual de créditos hipotecarios y de vehículos.

“Sí habría afectación porque aprovechamos las ferias para colocar nuestros paquetes de productos”, dijo Guillermo Quesada, subgerente del Banco de Costa Rica. La entidad tiene previsto prestar en la Expoconstrucción ¢50.000 millones, y en la Expomóvil, $20 millones (unos ¢10.000 millones).