Por: Aarón Sequeira 15 abril, 2013

San José (Redacción). Siany Villalobos, actual subjefa de la fracción del Partido Liberación Nacional, es la piedra en el zapato de las intenciones de su compañero Luis Gerardo Villanueva de ser, nuevamente, el delfín verdiblanco para aspirar a la presidencia de la Asamblea Legislativa.

La diputada, al igual que su par cartaginés, no se atreve a afirmarse oficialmente como candidata a ser la primera de los diputados, la directora del debate, la que ordena las cosas.

“Ese (definir si el PLN aspira a la presidencia) es un tema pendiente para la fracción del PLN”, dijo la herediana, vecina de San Isidro, pero aceptó que se acerca el tiempo de ir definiendo esos temas.

El regreso liberacionista al directorio aún es un tema pendiente, insistió, y también considera que ella y sus 23 compañeros pueden aspirar al directorio legislativo.

“Esta es nuestra última fórmula para escoger un directorio”, explicó Villalobos, quien sobrepone la prudencia ante cualquier decisión política que puedan tomar.

El respeto, antes que el temor, es la clave en la decisión verdiblanca. No quieren evidenciar rupturas, por eso fueron prácticamente todos a la cena en casa del candidato, Johnny Araya, quien reafirmó que quiere un directorio del PLN en la Asamblea Legislativa.

La oportunidad de que haya una diputada presidenta del Congreso es importante, dijo Siany Villalobos.

“Las mujeres han estado solo dos veces en la presidencia del Congreso. En esta oportunidad, que alcanzamos un 40% de la integración de la Asamblea, es un aspecto importante, tenemos la capacidad para sumir la presidencia”, comentó la herediana.

La legisladora ha tenido que sustituir en momentos clave al jefe del PLN, Fabio Molina.

Ahora, es la ficha de buena parte de la bancada para, eventualmente, sustituir en la presidencia a Víctor Emilio Granados, del PASE, el último año del periodo.

Nota del editor: Esta nota fue modificada.