Archivo

Portada

Un semillero de pequeños artistas

Actualizado el 06 de abril de 2008 a las 12:00 am

  La magia de crear con diversos materiales y herramientas, llega cada tarde a los hogares a través de Disney Channel. Gustavo Branger, director de Programación y Producción del canal, se refiere a este gustado espacio.

Archivo

Un semillero de pequeños artistas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Se puede decir que, desde hace siete años, los niños y jóvenes latinos son más artistas; o al menos, desde el 2001 cuentan con un práctico y divertido espacio en la televisión que los motiva y orienta en la creación de manualidades de todo tipo. Esto es así gracias a la versión hispana del show Art Attack ( Arte manía, en algunos países).

La idea original se remonta a 1989 en Inglaterra, cuando el programa estaba a cargo de Neil Buchanan como responsable del desarrollo creativo, el formato y la dirección.

Fue mucho después, en el 2001, cuando Disney Channel compró los derechos del espacio, con el plan de realizar una producción propia tomando el concepto original como punto de partida e incorporándole diversas modificaciones.

“A partir de ese momento, lo único que se ha ido cambiando son los conductores de temporada en temporada, así como las manualidades, que siempre se renuevan, pues hay que estar en constante innovación. Pero su formato es el mismo, y es respetado tal cual”, comenta Gustavo Branger, director de Programación y Producción de Disney Channel Latin America.

Desde su inicio y durante los tres años posteriores, fue el mexicano Rui Torres quien ocupó el lugar del inglés Buchanan en la conducción. Sin embargo, ahora es el joven catalán Jordi Cruz quien funge como presentador, pues Torres está concentrado en su carrera de arquitectura.

“Esta temporada la dirige Jordi. Él es catalán y por eso lo doblamos al español neutro, para asegurarnos de que se dé a entender en nuestra región”, detalla Branger.

Ataque creativo

Art Attack enseña a los chicos que la creatividad no tiene límites y, más importante aún, que es posible crear usando como materia prima prácticamente todo lo que los rodea.

Lo anterior por cuanto en este espacio se basan en la premisa de que el arte está en todos lados y que todas las personas llevamos por dentro algo de artistas.

Es así como, a partir de cajas, botellas, bolsas de basura, cucharas de plástico, palillos de dientes y pajillas, los inquietos televidentes pueden elaborar las más singulares manualidades con la ayuda de marcadores, lápices, brochas, goma y tijeras. Algo más a favor del programa: se trata de creaciones relativamente simples de hacer, pues se desarrollan en los 20 minutos que dura el espacio.

PUBLICIDAD

El programa también estimula la imaginación e intenta que los pequeños inventen otras manualidades basándose en su propio ingenio. Esto, sin necesidad de gastar demasiado dinero en los materiales, pues se busca que sean baratos, accesibles y hasta reciclables.

Durante la primera parte de Art Attack , el presentador detalla cuáles son los materiales requeridos. Luego empieza a explicar, paso a paso, cómo se confecciona la obra.

Mientras lo hace, se detiene a brindar consejos o aporta ideas adicionales que contribuyen a “ensanchar” las posibilidades creativas del artista. Busca, además, que quien sigue las instrucciones no se pierda, sino que tenga claro el procedimiento.

Como en la televisión el tiempo es oro, es común que se muestren algunos proyectos ya avanzados con todo lo que el conductor ha explicado. Estos funcionan como muestras graduales de cómo debe ir quedando la obra.

Lo positivo del programa es que el niño se divierte y, a la vez, aprende. Desarrolla sus habilidades psicomotrices y acaba con un lindo objeto confeccionado por él mismo que la mayoría de veces tiene determinada utilidad.

Entre las cápsulas que más popularidad han cosechado se encuentra una llamada “Atacazos artísticos”, en la cual uno o varias personas “crean” obras de arte a gran escala con materiales de todo tipo.

Gustos medidos

Según datos del canal, Art Attack suscita un amplio interés entre niños y jóvenes de los 5 a los 15 años de edad.

El director de Producción y Programación menciona que en investigaciones ha observado que sus inquietos y audaces televidentes son:

* Niños que disfrutan viendo televisión, pintando, dibujando o creando.

* Prefieren Art Attack porque es divertido observar cómo se van haciendo los proyectos, además de que el espacio les da ideas para que realicen después sus propias creaciones.

* A menudo se maravillan con las cosas que se crean durante el show .

* Sus padres quisieran que haya más shows similares pues este espacio aleja a los niños de la llamada “televisión pasiva”.

* A los padres también les gusta el hecho de que puedan estar junto a sus hijos, ver y aprender en grupo; ya que el programa ofrece la oportunidad de desarrollar los proyectos en conjunto.

PUBLICIDAD

Disney Channel evalúa el rendimiento de sus programas basándose en mediciones de ratings provistos por la firma Ibope, y estos análisis han ubicado a Art Attack , desde su primera temporada y en forma consistente, en las primeras posiciones. de hecho, ha habido períodos de más de diez meses consecutivos en los cuales Art Attack se ha mantenido en el puesto número uno de las preferencias del público. Actualmente conserva su sitio de privilegio como una de las producciones más populares.

“El show le gusta a todos, ya que da consejos divertidos, basados en lo que le gusta a los niños, y muchas de las manualidades se conciben desde un inicio para hacer en familia. Los niños no deben tener talentos especiales, ni ser artsitas sobredotados, para poder realizarlos. Cuando el programa termina, ellos sienten una inspiración creativa. Creemos que es por esto que es un fenómeno en toda Latinoamérica, al igual que en el resto del mundo”, opina Branger.

Como una especie de prolongación de Art Attack , se han publicado colecciones de libros y videos que condensan muchos de los trucos y las mejores manualidades confeccionadas.

En el sitio web Youtube es posible hallar muchos de los videos de este programa. Los usuarios recurren a ellos a modo de tutoriales para aprender cómodamente a desarrollar algunos trabajos.

El plan de los productores es que haya Art Attack para rato. Y, a juzgar por la acogida del público, así sucederá.

  • Comparta este artículo
Archivo

Un semillero de pequeños artistas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota