Archivo

Un sector agropecuario sostenible y competitivo

Actualizado el 04 de junio de 2012 a las 12:00 am

El MAG impulsa una política agroalimentaria inclusiva, integral y con visión de largo plazo

Archivo

Un sector agropecuario sostenible y competitivo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Un pilar importante en el desarrollo de Costa Rica se asienta en la actividad agropecuaria. Hoy se estima que este sector reúne a 140.000 productores, es el segundo generador de empleo y, más aún, unas 300.000 personas dependen directamente de estas actividades (14,1% de la población ocupada) y cerca de millón y medio de manera indirecta.

Sin lugar a dudas, el sector agroalimentario da un importante aporte a la economía del país. Actualmente, se exportan 855 productos a 126 destinos. Además, el intercambio comercial es favorable a nuestra balanza: por cada dólar que se importa, se exportan dos.

En el 2011, se generaron más de $4.000 millones por ventas al exterior, y en los primeros meses de este año las exportaciones reportan un incremento en 4,9%, principalmente de productos pesqueros, piña, café oro, melón, sandía y azúcar.

El Gobierno, preocupado por fortalecer y contribuir con el buen desempeño del sector agropecuario, elaboró una Política de Estado del Sector Agroalimentario y el Desarrollo Rural. Esta fue producto de un proceso participativo con actores sociales y del sector productivo agroalimentario, y en el que se definieron las acciones en competitividad; investigación, innovación y desarrollo tecnológico; gestión de los territorios rurales y agricultura familiar; y cambio climático y gestión agroambiental.

Mejorando la competitividad. Hemos contribuido para mejorar la eficiencia productiva de sectores como el café, la caña de azúcar y el frijol. Para los productores de frijol establecimos un mecanismo de compras directas de la industria al productor y, además, una estrategia de venta directa al consumidor denominada “100% frijol de Costa Rica”, posicionando un sello nacional y de trazabilidad.

En el caso de la cebolla, papa y porcinos integramos comisiones público-privadas con una agenda de competitividad y logramos ordenar la comercialización interna. Otro sector históricamente sensible pero importante es el arrocero, por lo que se han venido haciendo ingentes esfuerzos entre el Gobierno y sus representantes para lograr una solución a los problemas estructurales que enfrenta este sector.

Por una de cal, otra de arena. Después de una crisis de precios que afectó al sector ganadero, el 2011 marcó un significativo paso con la suscripción del Protocolo Sanitario con la República Popular China para vender carne nacional en ese mercado. Además, este año se aprobaron tres plantas costarricenses para exportar carne a China.

PUBLICIDAD

También dimos el primer paso para vender carne de bovino en Chile y, para fortalecer la comercialización interna, el MAG apoyó a Coopemontecillos con una transferencia por ¢ 1.500 millones para la construcción de una nueva y moderna planta de proceso para productos cárnicos.

En estos dos años mejoramos los trámites con la emisión de un único Certificado Veterinario de Operación (CVO) por unidad productiva, y eliminamos la dualidad entre los ministerios de Agricultura y Ganadería y el de Salud, agilizando el registro de las empresas en un solo trámite. Además, impulsamos la conservación del estatus fitozoosanitario acorde con las exigencias del comercio internacional, lo que contribuyó con el mejoramiento de la salud de las personas, los animales y el medio ambiente.

Para ello, se han capacitado cerca de 3.000 productores y técnicos de empresas privadas y del sector público sobre buenas prácticas agrícolas, de manufactura y pecuarias.

Nuevas gestiones agroambientales. Uno de los ejes de la Política de Estado para el Sector Agroalimentario es el cambio climático y la gestión agroambiental; en este sentido se hace un importante esfuerzo para mitigar los efectos de la emisión de gases, logrando acuerdos con el Icafé, Corfoga, Laica y la Cámara Nacional de Productores de Leche, para avanzar en esa dirección. Esta iniciativa, compartida entre el sector público y el privado, ha sido la clave para valorar el establecimiento de una “Medida de Mitigación Apropiada a Nivel Nacional” (NAMA) o mercados de compensación de carbono en el marco de la estrategia nacional que busca la carbono neutralidad. En los últimos años la producción agropecuaria ha contribuido a la mitigación de efecto invernadero pasando de un 45 a un 39%.

No menos importante son los esfuerzos empresariales de empresas como Coopedota, Pelón de la Bajura y Hacienda El Viejo, que se han certificado carbono-neutral en forma voluntaria. Desde enero del 2012 tenemos un proceso en marcha que busca la carbono-neutralidad en la estación experimental Los Diamantes, la cual servirá como referencia al sector productivo.

Desde el MAG impulsamos una política agroalimentaria inclusiva, integral y con visión de largo plazo. Pese a que hay situaciones que desaceleran al sector – como la crisis económica mundial, el régimen cambiario, los precios internacionales y variables derivadas del cambio climático–, nuestros productores mejoran su productividad, y el Gobierno toma medidas para mejorar la competitividad y ofrecer alternativas de comercialización en el mercado interno y externo, todo en aras de lograr un sector agroalimentario robusto y moderno.

  • Comparta este artículo
Archivo

Un sector agropecuario sostenible y competitivo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota