Archivo

La sangre jala

Actualizado el 06 de enero de 2013 a las 12:00 am

“Hay muchos peces en el mar”, pero hay quienes salen a pescar a la vuelta de la esquina o hasta en su propia casa. ¿Cómo puede alguien ser tío y suegro a la vez? ¿Cuñado y primo al mismo tiempo? Es lo que sucede cuando, en vez de anzuelos y cuerdas, es la sangre la que jala.

Archivo

La sangre jala

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Permiso sagradoEl riesgo del amorCostumbre de reyesSalidos del troncotatas

La sangre jala y, al final, como dice el cuñado, “llega un punto en que todo el mundo se hace el maje”.

Un pueblo de primos

  • Comparta este artículo
Archivo

La sangre jala

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota