Inspectores cerraron un chimano por problemas sanitarios

 28 diciembre, 2012
 Los josefinos buscan espacios de diversión para sus hijos en las fiestas de Zapote. | ALONSO TENORIO.
Los josefinos buscan espacios de diversión para sus hijos en las fiestas de Zapote. | ALONSO TENORIO.

San José (Redacción). Los dueños de tres megabares redujeron el volumen de su música luego de que personeros del Ministerio de Salud registraran altos niveles de contaminación sónica, en Zapote.

Los tres locales permanecieron ayer cerrados por algunas horas, y reabrieron luego de que los inspectores sanitarios constataron una baja en los decibeles registrados, indicó la Dirección Central Sur de Salud.

Los inspectores también visitaron 22 chinamos de Zapote: tres de ellos hicieron mejoras inmediatas para continuar abiertos y uno permanecerá cerrado hasta cuando se comprueben mejoras en el aseo.

En esta ocasión, los inspectores vigilan además el respeto a la ley contra fumado que prohíbe encender cigarrillos en eventos masivos , como las fiestas de Zapote.

"Los locales comerciales pueden vender paquetes de cigarrillos, pero nadie puede encenderlos dentro del campo ferial, la gente debe salir de ahí, si desea fumar", alertó la viceministra de Salud, Sissy Castillo.

Castillo recordó que también está prohibida la venta de cigarros al menudeo.