Por: Monserrath Vargas L. 27 enero, 2011

San José (Redacción). Un hombre de apellidos Fernández Barrantes presentó el 19 de setiembre del 2010 un recurso de amparo contra las empresas Facebook y Google .

Fernández aseguró que “el 23 de agosto pasado, Mark Zuckerberg, en su condición de apoderado general de Facebook.com cerró arbitrariamente el perfil, sin siquiera informarle cuáles fueron las supuestas faltas que ameritaron la cancelación de su cuenta” en la popular red social.

Por esa razón consideró coartado su derecho a la libertad de expresión que garantiza la Constitución de Costa Rica.

El hombre interpuso también el recurso contra Google, ya que como usuario de la plataforma Blogger (donde las personas pueden crear un blog de forma gratuita) hizo un comentario en el blog El Infierno en Costa Rica .

El comentario de Fernández fue suprimido por el administrador del sitio, según afirma la sentencia, con lo cual el recurrente consideró también violada su libertad de expresión.

La Sala Constitucional rechazó de plano el recurso: “las compañías recurridas son sujetos de derecho privado y la relación que las une con el amparado es de naturaleza contractual”. Para el Tribunal, el recurso no se refiere a ningún asunto de constitucionalidad.

El texto completo de la sentencia se puede consultar en línea.